Tenerife

Unos trabajos para instalar fibra óptica colapsan los accesos a Ofra

Las obras, suspendidas a media mañana, dejaron en un solo carril la rotonda del Hospital de la Candelaria y eso generó grandes colas a la altura del puente de Las Moraditas.
Méndez/Sánchez, S/C de Tenerife
15/oct/16 1:16 AM
Edición impresa
Unos trabajos para instalar fibra óptica colapsan los accesos a Ofra

"¿En qué cabeza cabe dejar la Rotonda del Hospital de La Candelaria con un solo carril la mañana de un día laborable? Esto podían haberlo hecho un domingo o incluso el miércoles pasado que fue festivo pero no un viernes". Así valoraba uno de los conductores afectados el monumental colapso que se vivió durante varias horas a primera hora de la mañana de ayer en el entorno de centro sanitario y la vía que, cruzada por el tranvía, conecta Ofra con la autopista del Norte, la TF-5, y con la carretera general del Sur. O sea, con todo el tráfico de Taco.

Una empresa, "privada, no municipal" -recalcaron desde el Ayuntamiento de Santa Cruz- acometió trabajos para instalar fibra óptica, incluida una zanja, que redujeron la vía a un solo carril, a través de la colocación de conos en el acceso a la rotonda.

"Desde las 7:50 horas, comentaba una vecina de Nuevo Obrero, ya vi por mi ventana que las retenciones no eran normales. Pude bajar al centro, donde debía ir, por la carretera general con normalidad. Pero al subir, sobre las nueve, el panorama era terrible".

El colapso de tráfico, afirmó la misma fuente, "fue impresionante en la entrada y salida del puente de Las Moraditas tanto en sentido hacia La Laguna y de bajada. En la rotonda de este barrio los coches estaban casi subidos unos sobre otros y de cualquier manera en las aceras".

El tuit de la Policía Local capitalina comenzó a advertir de "importantes retenciones en la carretera de El Rosario en la rotonda junto al HUNSC debido a obras". Solicitaban que en la medida de lo posible se evitara ese itinerario porque las colas llegaban a la TF-5. Pero es imposible evitar que los niños fueran al colegio, los pacientes al Hospital y miles de personas a su trabajo.

A media mañana, visto el caos, se decidió suspender los trabajos y la propia Policía Local colaboró para poder restablecer la normalidad del tráfico en la zona. Los trabajadores recogieron los conos y todo el material para cargarlo en camiones y desaparecer.

El Ayuntamiento capitalino dio la licencia para los trabajos como es preceptivo pero la situación desbordó todas las previsiones en una mañana más de trafico caótico en las principales vías de entrada a Santa Cruz pero por una razón distinta a otras veces.


 La cola se extendió hasta la autopista TF-5

Después de un jueves caótico en la autopista del Norte (TF-5), con grandes retenciones entre las 8:00 y las 11:00 horas, en la jornada de ayer la cola causada por la obra de Ofra, en Santa Cruz, también se extendió a la TF-5 y generó desde las 8:30 atascos en zonas en las que habitualmente hay un tráfico relativamente fluido.

Ayer no llovió ni se produjeron accidentes ni averías que tuvieran una incidencia importante en la fluidez del principal acceso al área metropolitana desde el Norte de Tenerife. Sin embargo, el efecto dominó que se generó en la rotonda del HUNSC, en Ofra, terminó por bloquear la TF-5.

El Día y Radio El Día recibieron ayer testimonios de conductores que tardaron una hora en recorrer los escasos 13 kilómetros que separan Los Naranjeros, en el municipio de Tacoronte, del centro de Santa Cruz.

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares (CC), lamentó que en los últimos dos días "se haya colapsado algo más el habitual colapso que estamos sufriendo desde hace más de 20 años en la autopista del Norte", y mostró su confianza en que se terminen las diferencias entre el Gobierno canario y el Cabildo de Tenerife "para que se pueda adelantar la ejecución del carril Bus-Vao". Una medida que, a su juicio, "debe complementarse con la diversificación de horarios".