Tenerife Sur
EL SOCORRO DE GÜÍMAR

Solo la alcaldesa y tres ediles del PP rechazan pleitear por la plaza de la ermita de El Socorro

El Pleno aprobó continuar con la acción judicial contra el Obispado en defensa de la titularidad municipal del espacio materializándose la división del Grupo Popular, que gobierna.
El Día, Güímar
21/jun/18 6:23 AM
Edición impresa
 

El Ayuntamiento de Güímar continuará con el procedimiento judicial iniciado contra el Obispado por el que reclama la titularidad de la plaza de la ermita de El Socorro. Así lo decidió el Pleno ayer, en sesión extraordinaria, con 13 votos a favor del PSOE (5), Sí se Puede (2), CC (2) y cuatro concejales del PP; en contra se pronunciaron otros cuatro del PP: Carmen Luisa Castro (alcaldesa) y los ediles David Román, Pedro Daniel Pérez y Rosa María Pérez.

La decisión plenaria está motivada por el requerimiento del juez del sumario, abierto a raíz de la denuncia interpuesta por la Corporación güimarera contra el Obispado demandando la propiedad de la plaza de la ermita en base a informes técnicos municipales. Su señoría reclamó la subsanación de defectos consistentes en la falta de un acuerdo plenario referido a iniciar las acciones legales y la inexistencia del informe jurídico correspondiente.

El primer teniente de alcalde, Gustavo Pérez (CC), puso sobre la mesa dos opciones que coincidían en que el ayuntamiento negocie con el Obispado para tratar de consensuar una solución, bien por la vía del acuerdo extrajudicial o paralizando el procedimiento previamente. Ambas fueron desechadas.

La alcaldesa expuso el derecho de la iglesia a defender sus derechos: "Nos hemos sentado aquí para decidir si vamos contra la iglesia o no", dijo insistentemente.

Francisco Javier Amador, Juan Delgado, María del Socorro González y Francisco Javier del Rosario, concejales de su partido, el PP, no secundaron a la regidora, a la que el portavoz del PSOE, Airam Puerta, recrimina que "una alcaldesa nunca puede dejar que sus creencias interfieran a la hora de tomar una decisión contraria a los intereses públicos. Es así de simple". Tras aclarar que los técnicos municipales avalan la titularidad pública de la plaza, Puerta recuerda que "la mitad de los miembros del PP votaron a favor de regalar el patrimonio público en favor de la iglesia".

Lourdes Galindo, edil de SSP, calificó de impresentable la actuación de la alcaldesa y quienes la secundaron e introdujo en el debate un elemento que puede resultar definitorio: "el Plan General de Ordenación (PGO) califica la plaza como espacio público, por lo que, de mantenerse el registro usurpador, la corporación tendría que expropiarlo.

"A este gobierno municipal le une el poder y el dinero, no el respaldo a la alcaldesa", señaló el coordinador local del Partido Popular, Víctor González, aludiendo a los cuatro concejales de su partido que votaron por pleitear con el Obispado. "Espero acciones del gobierno municipal y de la iglesia en los próximos meses. En el ayuntamiento debe producirse alguna destitución entre los indisciplinados y el Obispado debe actuar en consecuencia, cesando al mayordomo de Chinguaro y a la cofrade del Cristo de la Columna, Pedro Damián Hernández y Rosa Pura Pérez, respectivamente", ambos concejales del PSOE, "y retirar al concejal del PP Juan Delgado como cargador de San Pedro".

Víctor González sospecha que en el consistorio "hay quienes están pretendiendo tomar a la iglesia como excusa para intentar actuar contra algunos de los vecinos de El Socorro". Al tiempo, considera que lo procedente es "aplicar actuaciones ejemplarizantes".

En esa línea, se muestra rotundo al asegurar "que nadie intente señalarme como excusa para justificar sus negligencias y su falta de lealtad, que miren para otro lado cuando busquen a quienes intentan dividir al Partido Popular en el gobierno municipal de Güímar y en Güímar. Gobernamos mejor siendo cuatro concejales que con ocho".

EL SOCORRO DE GÜÍMAR