Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Secuestrados doce tripulantes de un mercante suizo en aguas de Nigeria leer

El CCN cree que 1.600 alegaciones al PGO suponen un rechazo masivo

El Centro Canario reclama al grupo de gobierno sanmiguelero que convoque el pleno monográfico sobre el Plan General de Ordenación "solicitado desde hace casi un año".
El Día, San Miguel de Abona
18/jun/18 6:13 AM
Edición impresa
 

El Centro Canario (CCN) de San Miguel de Abona considera que las 1.600 alegaciones presentadas al Plan General de Ordenación (PGO) de la localidad suponen "un rechazo masivo" al documento. El CCN recuerda que "hace casi un año" solicitaron la celebración de un pleno monográfico sobre el nuevo planeamiento, "sin que por el momento tengamos una respuesta del grupo de gobierno".

Las cuestiones más polémicas de este PGO son, a juicio del CCN,

la descalificación de suelo urbano consolidado; el "inadmisible" tratamiento como asentamientos rurales de barrios como Las Zocas, El Frontón, El Roque o Aldea Blanca; la introducción de unidades de actuación en el casco "no solicitadas por los vecinos"; la incorporación "desproporcionada" de suelo urbanizable, industrial y residencial en la parte baja del municipio, en concreto en Las Chafiras, Llano del Camello, Las Andoriñas, o la "inadecuada delimitación del suelo agrícola".

El CCN también critica la "actitud electoralista" del grupo de gobierno, "puesto que habían dicho que contestarían las alegaciones a finales de 2017".

Para esta formación política, "si el gobierno acepta, como ha anunciado, la mayoría de las 1.600 alegaciones presentadas, esto supondría, en la práctica, la redacción de un nuevo documento, ya que se trata de modificaciones sustanciales".

El PGO de San Miguel de Abona está siendo elaborado por el Gobierno de Canarias a través de la empresa pública Gesplan y, según el Consistorio sureño, "se convertirá en el primer planeamiento municipal de Tenerife adaptado a la nueva Ley del Suelo". La adaptación a esta ley permitirá, según el grupo de gobierno, "que puedan ser atendidas la mayoría de las demandas planteadas en las más de 1.600 alegaciones presentadas".

El 76% de las alegaciones se corresponden con la clasificación de suelo urbano y el resto tienen relación con suelo rústico (6,29%), los asentamientos rurales y agrícolas (6,16%), la ordenación pormenorizada (5,79%), el viario (4,11%), el suelo urbanizable (0,81%) y otros aspectos (0,81%).

La zona más cuestionada del documento corresponde, fundamentalmente, a la que abarca desde la autopista hacia las medianías, puesto que la zona baja está contemplada en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad del Sector Turístico para Costa San Miguel y en la revisión de las NNSS de 1999.

El gobierno sostiene que "con el nuevo planeamiento, Aldea Blanca, Las Zocas, El Roque, El Frontón y San Miguel tienen muchas posibilidades de que lo que estaba clasificado como asentamiento rural pase a ser suelo urbano".