Tenerife Sur

La programación de los vuelos y otras tres obras

El Día, Granadilla de Abona
3/jun/18 6:38 AM
Edición impresa

Las obras de repavimentación de la pista del Aeropuerto Tenerife Sur se desarrollan "según lo programado". Necesarias "para garantizar el buen estado del pavimento y una operación segura durante varios años", el Reina Sofía la mantiene cerrada de 23:00 hasta las 6:30 horas desde el 1 de abril pasado, pero "el 30 de junio se volverá a operar las 24 horas según lo programado y comunicado con antelación a todas las compañías aéreas que trabajan en el aeropuerto". Además, durante el desarrollo de estas obras "ningún vuelo programado hasta la fecha se ha visto afectado", no registrándose desvío ni cancelación por tal motivo.

Así lo asegura AENA, explicando que las actuaciones que se realizan en la pista 07-25 del Aeropuerto de Tenerife Sur tienen por objeto sustituir las capas superficiales de asfalto con el fin de mejorar la capacidad portante y sus características superficiales de rozamiento. El alcance de la obra incluye las calles de salida rápida (B3, B4 y B5) hasta los puntos de espera y la sustitución de las luces de balizamiento.

Las actuaciones de repavimentación se realizan mediante fresado de siete centímetros de espesor en la totalidad de la pista, mientras en las calles de salida rápida, excluyendo sus márgenes, se repone con una capa intermedia de cuatro centímetros y una de rodadura de tres, con características drenantes y de alto rozamiento.

El balizamiento sustituido es el de la pista al completo, incluyendo el eje, los bordes, ejes de las calles de rodaje y otras señalizaciones, como los casos de umbral de pista y retiles. La actuación se completa con el pintado de la nueva señalización de la pista.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea considera que "la verdadera complejidad de la obra radica en el mantenimiento de la operatividad del aeropuerto para que no se vea reducida, siendo posible la operación de las aeronaves sobre la pista a pesar de la ejecución de estas actuaciones de gran calado, manteniendo en todo momento los sistemas operativos y los máximos niveles de seguridad".

Ello es posible, según transmite el ente, con la organización de los trabajos en jornadas nocturnas en las que se ejecutan por tramos todas las actividades necesarias, estando la pista en uso durante el día.

Todos los departamentos del aeropuerto, las empresas involucradas en la ejecución de la obra y su dominio así como los responsables del control aéreo trabajan en coordinación, estableciendo y aplicando los protocolos y medidas de seguridad necesarios para llevar a cabo los trabajos en el menor tiempo posible.

Asimismo, desde AENA se insiste en que se realizan las actuaciones necesarias para garantizar que los trabajos que se llevan a cabo desde el pasado 1 de abril discurren en óptimas condiciones de cuidado medioambiental, de gestión de residuos, en seguridad operacional, seguridad aeroportuaria y en materia de prevención de riesgos laborales, así como las pruebas y ensayos que son necesarios para garantizar que la obra cumple con los requisitos proyectados.

El cierre operativo nocturno del Aeropuerto Tenerife Sur estuvo envuelto en polémica ante el supuesto riesgo de la pérdida de vuelos. Un hecho que solo afectó a una compañía aérea, que optó por suprimir de su programación esa oferta. En cualquier caso, AENA tiene claro que "los vuelos sí se recuperarán", recordando que la mayoría de los vuelos programados por las compañías para el periodo de ejecución de la obra "fueron reprogramados. La única que no lo hizo los tiene en programación a partir del 30 de junio".

En el Aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía se están llevando a cabo actualmente tres actuaciones que AENA define como "importantes", además de la renovación del asfalto de la única pista con que cuenta el recinto. Una de esas otras intervenciones es la referida a la renovación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, así como la que concierne a las actuaciones periódicas que se llevan a cabo en este complejo en materia de calidad, siendo la adaptación de la segunda terminal (T2) la que más impacto público tiene, puesto que se trata de realizar los trabajos que la dote de todas las condiciones imprescindibles para su operatividad.