Tenerife Sur

La alcaldesa de Candelaria choca con sus compañeros del Cabildo

Su rechazo al proyecto del Tren del Sur en un pleno municipal evidencia su soledad en el PSOE, que sí apoya la obra desde la Corporación insular, y su debilidad en la gestión local.
El Día, Candelaria
19/nov/17 1:52 AM
Edición impresa
La alcaldesa de Candelaria choca con sus compañeros del Cabildo

En la sesión celebrada el 22 de octubre, el Pleno del Ayuntamiento de Candelaria rechazó el proyecto del Tren del Sur, con los votos del gobierno en minoría del PSOE, de Sí se Puede y del Partido Popular (PP) y el apoyo del Grupo Mixto y de Coalición Canaria (CC).

Una semana después, el grupo de gobierno del Cabildo, conformado por CC y PSOE, dio luz verde a al convenio de colaboración con el Estado para la redacción de los proyectos del Tren del Sur. En virtud de este acuerdo, el Ministerio de Fomento financiará el cien por cien de estos trabajos con una aportación de 2.860.000 euros en este ejercicio. El hecho de que ni su partido en el Cabildo respaldara su posición pone de manifiesto una clara contradicción y evidencia "la debilidad de la alcaldesa, que tuvo que apoyarse en Si se Puede para mantener su mayoría".

Fuentes del Gobierno insular no dan importancia a este acuerdo del ayuntamiento sureño, aunque señalan que "la alcaldesa, María Concepción Brito, quiere torpedear el progreso de la Isla mientras, en un ejercicio impropio de un representante público, se apropia de las inversiones supramunicipales para engordar ficticiamente sus presuntos logros".

Dichas fuentes señalan que María Concepción Brito y su gobierno en minoría deben centrarse más en los problemas que aún tiene Candelaria, como el proyecto de la piscina cubierta, la depuración de aguas del municipio y del Polígono Industrial Valle de Güímar, el desalojo de Bajo la Cuesta, la devolución de las subvenciones del Centro Tecnológico y el estado de la barriada Antón Guanche. Mientras, otras actuaciones promovidas por el Cabildo de Tenerife siguen su curso, "sin que este conflicto que está generando la alcaldesa socialista por su debilidad institucional esté influyendo, sobre las áreas de deportes, carreteras, aguas, cultura y la plaza de la Basílica, entre otros".

Desde la Corporación insular lamentan la deriva del equipo de gobierno de María Concepción Brito, "que parece empeñada en engordar la cartera de resultados de su gestión cobijándose en el esfuerzo inversor que toda la Isla hace a través del Cabildo para contribuir a resolver las dificultades de Candelaria, mientras ella se muestra incapaz hasta para mantener su candidatura a liderar a los socialistas tinerfeños".

El gobierno de Cabildo tampoco comprende muy bien la posición del PP en el municipio, oponiéndose a una inversión del Ministerio de Fomento "que ellos mismos gestionan y que, dentro de su Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, establece entre sus objetivos potenciar el papel del ferrocarril en el sistema de transporte como alternativa competitiva frente a otros medios de transporte, en particular el vehículo privado".

El gobierno insular mantiene la defensa de equiparar el derecho de los tinerfeños al de los peninsulares a disponer de un servicio de transporte, como es el tren, en las mismas condiciones que cualquier otro español, teniendo en cuenta los niveles de saturación que padecen en la actualidad nuestras vías.

En esa línea, el acuerdo con el Ministerio de Fomento traerá economía "para que Tenerife pueda acceder, en las mismas condiciones que cualquier otro lugar de la Península, a partidas presupuestarias para trenes y no constituye ninguna merma de otras inversiones previstas para sanidad, empleo y otros servicios y prestaciones.