Tenerife Sur

Las costas de Las Galletas y Fañabé continúan dañadas

Mientras otros puntos del litoral turístico sureño han subsanado los efectos del temporal, estos enclaves aún no han sido arreglados.
El Día, Arona
7/sep/14 1:19 AM
Edición impresa

El fuerte oleaje que afectó a la Isla durante la madrugada del 27 de agosto y en el transcurso de ese día, fundamentalmente, causó daños en la costa turística. Semana y media después, dos puntos siguen estando muy afectados: Las Galletas, en el término municipal de Arona, y la playa de Fañabé, en Adeje.

En el primero de lo casos, el gobierno municipal aronero gestiona ante las administraciones supramunicipales la solución al socavón abierto en el paseo, que tiene un tramo cerrado al uso público. Tanto Costas como el Cabildo de Tenerife deberán intervenir teniendo en cuenta que está afectado uno de los puntos de acceso a Las Galletas. Los usuarios se ven obligados a invadir la calzada. Las autoridades esperan una rápida respuesta e intervención, indicaron.

En el caso de Adeje, el oleaje provocó que un tramo del paseo de El Veril (entre La Enramada y playa del Duque) se llenara de callaos. Hoy ya está limpio y debidamente reordenado, pero la playa de Fañabé evidencia las secuelas del temporal de mar. En este punto, las olas crearon "bancales" de arena y, en un par de zonas, llevaron a la arena gran cantidad de piedras de diferentes tamaños. Actualmente, esta playa ha perdido mucha de su arena y "parece un pedregal".

En temporal afectó a los servicios que ofrece uno de los puntos más atractivos de la costa adejera, donde la empresa concesionaria habilitó el bancal generado por el mar como espacio para colocar las camas balinesas que oferta a los usuarios de la playa.

En Arona, la playa de El Camisón perdió una cantidad significativa de arena y decenas de sombrillas acabaron inutilizadas en el paseo. Los visitantes hoy no perciben lo sucedido puesto que todo está limpio y los servicios fueron repuestos.

Cabe recordar que otros de los efectos del temporal de mar registrado a finales del mes pasado se registraron en Golf del Sur, del término municipal de San Miguel de Abona, donde la fuerza del mar rompió la cristalera de una terraza del hotel Náutico Suites.

En el caso de Granadilla de Abona, fue colocada la bandera roja en la emblemática playa de La Tejita, que registró grandes olas, mientras que en la playa central de El Médano, Leocadio Machado y La Jaquita la bandera fue de color amarillo. Pero nada más porque en este municipio no hubo daños materiales ni en el paseo litoral ni en los negocios próximos.

Esta semana, el Ayuntamiento de Guía de Isora ya anunció que reparar los daños causados en dos puntos del paseo Las Salinas y la rotura de unos 25 metros de muro en la Avenida El Emigrante, de Playa San Juan, costará en torno a 13.000 euros.