Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Primeros trámites para la licitación del carril Bus-VAO y el tercer carril de la TF-5 leer

La Fiscalía pide 14 años de prisión por la muerte de una transexual

El juicio contra el acusado de un delito de homicidio por omisión está previsto que comience el 10 de septiembre en Santa Cruz de Tenerife.
El Día, S/C de Tenerife
2/sep/18 0:28 AM
Edición impresa

El juicio con jurado en el que se sentará en el banquillo R.L.Ll. acusado de ser el responsable de la muerte de un transexual se iniciará a partir del lunes 10 de septiembre y, en principio, se prevé que se extienda a lo largo de toda la semana. La Fiscalía solicita un total de 14 años de prisión y el pago de 120.000 euros de indemnización a los herederos de la víctima, por considerarlo responsable de un homicidio por omisión.

Los hechos tuvieron lugar en el centro de Santa Cruz de Tenerife a las tres de la mañana del 23 de octubre de 2016, cuando R.L.Ll. estaba en la casa de la víctima, una ciudadana natural de Venezuela quien ofrecía servicios sexuales a través de internet. Tras acudir al domicilio, sobre las 5:15 horas de la madrugada se inició una discusión, sin saber el motivo exacto. Tras forcejear, la mujer consiguió que el acusado saliera a los pasillos exteriores de la vivienda, pese a lo cual este volvió a entrar provisto de un cuchillo de grandes dimensiones de, al menos, 18 centímetros de longitud y cuatro de ancho.

La transexual había pedido ayuda a sus compañeras de piso, lo que no evitó que el procesado se metiera de nuevo en su cuarto y continuase con la discusión, impidiéndole además que abandonara el mismo. Para ello, el acusado se valió del temor y miedo que causaba en la víctima, a la vez que se movía de un lado a otro de la habitación cerrándole el camino hacia la puerta. La única posibilidad que le quedó a la prostituta fue solicitar ayuda y auxilio a los vecinos a través de la ventana que daba a un patio interior. La pelea se fue haciendo cada vez más intensa y en un momento dado, con el fin de acabar con su vida, el investigado le asestó una cuchillada que le alcanzó el antebrazo izquierdo, lo que provocó la histeria y el pánico ante la agresión sufrida. Movida por la intención de salvar la vida a toda costa y al no poder escapar por la puerta de la habitación, salió por el alféizar de la ventana mientras gritaba: "Auxilio, me mata" y "me ha apuñalado en el brazo". Cuando vio que el acusado se acercaba a ella para continuar atacándola, la agredida intentó pasar a la ventana más cercana, momento en el que perdió el equilibrio y se precipitó al vacío. Finalmente, cayó al patio desde una altura de once metros. Tras ser atendida por varios vecinos y policías nacionales que acudieron al lugar, falleció después en el Hospital de La Candelaria debido al "shock traumático".