Sucesos

Multa de cuatro millones a quince condenados por tráfico de drogas en Tenerife

La Audiencia Provincial impone penas de cárcel que oscilan entre los ocho y los dos años y medio de prisión a los miembros de un grupo que introducía y distribuía cocaína en la isla.
El Día, S/C de Tenerife
13/jul/18 6:03 AM
Edición impresa
Los condenados, en la vista oral del juicio, en la Audiencia Provincial./MARÍA PISACA

La Audiencia Provincial impuso un total de setenta y siete años de cárcel a 15 personas que estaban acusadas de introducir y traficar con cocaína en Tenerife. Las penas oscilan entre los dos años y medio y los ocho y las multas suman cuatro millones de euros.

Las investigaciones de la Guardia Civil se iniciaron en 2011, en el marco de la conocida como operación Azufre, luego llamada Azufre Sur, que investigaba a personas en el Norte de Tenerife sospechosas de traficar con esta sustancia. Después de varios meses se confirmó la existencia de un grupo de individuos, la mayoría de nacionalidad colombiana y ecuatoriana, que residían en Barcelona y en el Sur de la Isla. A todos ellos se les considera responsables de introducir importantes cantidades de droga llegada desde Sudamérica para luego distribuirla en el territorio insular.

Las investigaciones detectaron dos grupos bien definidos unidos por una persona que realizaba las funciones de transmisión, que consistían en comprar la droga en Barcelona y luego venderla a otro de los investigados en Tenerife. También se pudo comprobar que contaban con diversos correos humanos que transportaban la mercancía en coches, escondida en los equipajes o impregnada en la ropa. El resultado fue que llegaron a mover importantes cantidades de dinero.

Dos de los condenados actuaban como jefes del grupo de personas que se encargaba de traer la droga directamente desde Ecuador o Colombia. Una de las procesadas fue detenida en Los Rodeos en enero de 2012 con dos kilos de cocaína; otra fue interceptada, poco después, en el muelle de Santa Cruz con tres kilos y otros dos más también fueron detenidos en el mismo lugar con casi dos kilos. Pero en ese período de tiempo llegaron a ser numerosas las operaciones que se saldaron con idéntico resultado. Igualmente, se detectó el envío de dinero a algunos de los procesados que sumaban en ciertas ocasiones hasta los tres mil euros. La siguiente fase de la operación fue la entrada y registro en viviendas de Barcelona y Valencia donde también se encontró droga y dinero. En el Sur de Tenerife fueron investigadas nueve personas que recibían importantes cantidades de cocaína y luego la distribuían, lo que se pudo comprobar después de realizar diversos registros autorizados judicialmente.

Aunque en principio eran 23 los imputados, finalmente se procedió a la absolución de 8 de ellos. Las condenas se aminoraron al tener en cuenta las dilaciones indebidas aunque en todos los casos se resaltó la notoria importancia de las cantidades de droga y dinero que el grupo llegó a mover.

Las intervenciones telefónicas autorizadas por el juez resultaron claves a la hora de desentrañar esta trama y se recogió en los más de siete mil folios del sumario. Pese a ello, el fiscal defendió que se trataba de apenas "la punta del iceberg".