Sucesos

La Fiscalía pide 14 años de cárcel al joven que mató a su madre en Arona

El Ministerio Público establece una responsabilidad civil de 100.000 euros por los hechos ocurridos el 1 de septiembre del año 2016.
El Día, S/C de Tenerife
24/may/18 5:32 AM
Edición impresa
 

Un total de 14 años de cárcel y el pago de una responsabilidad civil por valor de 100.000 euros es lo que pide la Fiscalía al joven croata Dino M., que está acusado de matar a su madre en el verano de 2016 en el término municipal de Arona. A partir del próximo 17 de septiembre, un Jurado Popular determinará si el procesado efectivamente acuchilló y estranguló a la mujer en el curso de una fuerte discusión.

El Ministerio Público lo acusa de apretar a la víctima fuertemente por el cuello con el fin de asfixiarla, "haciendo ineficaz la defensa", lo que causó un edema cerebral por falta de oxígeno.

La mujer también fue objeto de varios apuñalamientos en el abdomen y en las piernas, según consta en el informe elaborado por los médicos forenses que le practicaron la autopsia en las dependencias del Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife.

El fallecimiento tuvo lugar un día más tarde, el 2 de septiembre, en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, hasta donde había sido evacuada por personal sanitario de una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario.

El marido halló a su esposa tirada en el suelo, "sola, inconsciente y desamparada", según el testimonio recabado por los agentes del Equipo Territorial de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas, que se hizo cargo de la investigación de este trágico suceso.

En un principio, el marido fue arrestado, al sospecharse que era el autor del crimen, dado el estado de nerviosismo que presentaba y ofrecer versiones de lo ocurrido que los agentes no consideraron coherentes. Una de ellas fue, por ejemplo, que su hijo había sido secuestrado.

El presunto autor de la muerte violenta, por su parte, fue encontrado por la tarde de aquel mismo día vagando por el arcén de la carretera que comunica Las Galletas y Las Rosas, en la costa de Arona.

Poco después, fue puesto en libertad su padre, aunque este último quedó acusado de encubrimiento.

La familia, de origen croata, se había mudado al edificio en el que se produjeron los hechos, en la localidad de Parque La Reina, hacía un mes aproximadamente.

Un vecino de dicha zona que escuchó a la mujer gritar pidiendo auxilio fue quien avisó a los agentes de la Policía Local y a personal de la ambulancia, según consta en el escrito redactado por el representante de la Fiscalía.