Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno británico respalda el acuerdo del 'brexit' leer

Se queda un coche de alquiler y le pone placas robadas en Arona

P.Fumero, S/C de Tenerife
8/mar/18 6:11 AM
Edición impresa
Se queda un coche de alquiler y le pone placas robadas en Arona

Miembros de la Policía Local de Arona detuvieron en la medianoche del pasado martes a un hombre de 59 años de edad, identificado como P.S.S. y natural de Barcelona, como presunto autor de los delitos de apropiación indebida, falsedad documental y estafa. El individuo se quedó con el coche que había alquilado en el aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía, después robó varias matrículas a otros turismos para ponérselas al que él conducía y, además, se fue de, al menos, una gasolinera sin pagar el combustible.

La intervención de los agentes municipales comenzó a las 00:20 horas en la avenida Flamingo, en la zona de Palmar. Los funcionarios detectaron un Citroën C4 Cactus de color blanco aparcado y con un hombre que dormía en los asientos traseros (el ahora acusado).

La patrulla comprobó que el referido automóvil llevaba una matrícula alemana. Cuando efectuaron las consultas oportunas, los policías comprobaron que esas placas no correspondían a dicho turismo, sino a un Mercedes GLK 220 CDI. El dueño de este último vehículo denunció la sustracción de la matrícula el pasado domingo en la Comisaría de la Policía Local de Adeje. Curiosamente, al citado coche germano le habían puesto otras placas robadas, que correspondían a un Citroën Berlingo cuyo propietario reside en Candelaria y denunció el hecho ante la Guardia Civil de la Villa Mariana.

Los agentes municipales se llevaron otra "sorpresa" al consultar las bases de datos, puesto que el Citroën C4 Cactus figuraba denunciado por apropiación indebida en la Comisaría de la Policía Nacional del aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía. El motivo es que el turismo pertenece a una empresa de alquiler de vehículos y el arrestado no lo devolvió cuando le correspondía. Por si fuera poco, los funcionarios policiales de Arona certificaron que, el viernes de la semana pasada, el acusado había repostado combustible en la gasolinera BP de Guaza y se marchó sin pagar. Por esta situación, la propiedad de la estación de servicio denunció ante la Guardia Civil de Las Américas.