Sucesos

Tres detenidos por robos en cinco coches y una casa en Granadilla

Policías locales apresaron a dos jóvenes y un menor durante la madrugada de ayer en el casco urbano, cuando todavía portaban encima algunos de los efectos sustraídos.
P.Fumero, S/C de Tenerife
16/feb/18 6:31 AM
Edición impresa
Tres detenidos por robos en cinco coches y una casa en Granadilla

Policías locales de Granadilla de Abona detuvieron en la madrugada de ayer a un menor de edad, de 17 años, y a dos jóvenes, de 22, como presuntos autores de robos con fuerza en cinco vehículos y en una vivienda en diferentes enclaves del casco urbano.

Los adultos se desplazaban a pie y el adolescente iba en bicicleta.

La colaboración vecinal resultó clave para que los agentes consiguieran localizar a los implicados y esclarecer los citados delitos contra el patrimonio.

Una persona que reside en la avenida Mencey de Abona alertó al cuerpo de seguridad de que dos personas habían intentado robar en un vehículo y, al saltar la alarma del mismo, salieron corriendo.

Una patrulla que se hallaba en el núcleo de Charco del Pino acudió rápidamente a la citada vía y comprobó que un Peugeot Partner tenía la puerta trasera derecha abierta. Las agentes localizaron más tarde un Renault Mégane con las luces de emergencia encendidas y con el cableado forzado.

Tres cuartos de hora después de la primera alerta, en la calle San Francisco las funcionarias detectaron a tres jóvenes, dos a pie y uno en bicicleta. Este último tiró bajo un coche un objeto (que resultó ser un destornillador) y emprendió la huida.

Aunque lo siguieron, el menor consiguió escapar. Sin embargo, desde el primer momento, estaba identificado y las policías sabían dónde reside.

Uno de los jóvenes, J.J.D.H. llevaba guantes de obra y una mochila negra con un teléfono móvil. El otro individuo, A.J.P.R., portaba una llave inglesa y un destornillador. Este último confesó que habían robado en un total de cinco vehículos (el Peugeot Partner, el Megane, un Ford Fiesta, un Peugeot 206 y un Toyota Hiace), así como en una vivienda, de la que se habían llevado un teléfono móvil y una tableta. Ante dicha declaración voluntaria, ambas personas quedaron arrestadas inmediatamente. En su "ronda delictiva", los acusados llegaron a sustraer una puerta de aluminio, que al día siguiente tenían previsto llevar a una recuperadora de metales. Finalmente, el menor de edad fue visto por segunda vez cuando estaba escondido en el maletero de un coche a unos 50 metros de su casa. Al detectar a los agentes, volvió a huir hacia su domicilio, donde finalmente pudo ser localizado y arrestado. Los policías informaron del hecho a la Fiscalía de Menores y los dos jóvenes arrestados fueron puestos a disposición judicial.

las claves

El aviso de un testigo resultó fundamental para que una patrulla localizara a los tres implicados en los diferentes delitos en coches y una vivienda.

Los dos jóvenes hicieron caso a las policías locales, pero el menor de edad, que iba en bicicleta, consiguió darse a la fuga inicialmente, aunque fue arrestado después de que llegara a su vivienda.