Sucesos

La caída de un muro en Güímar provoca daños en dos vehículos

El suceso ocurrió durante la noche del pasado miércoles en el aparcamiento situado en la trasera del Casino en un espacio que el ayuntamiento tiene alquilado a un particular.
El Día, S/C de Tenerife
8/dic/17 6:21 AM
Edición impresa
La caída de un muro en Güímar provoca daños en dos vehículos

Un muro se desplomó sobre dos coches que estaban aparcados en un estacionamiento municipal en el casco urbano de Güímar durante la noche del pasado miércoles.

Los hechos ocurrieron en el aparcamiento ubicado en la parte trasera del Casino y parte de los escombros cayeron sobre la parte delantera de ambos turismos.

Dicho suelo es propiedad de un particular y está alquilado por la administración local para que los vecinos puedan estacionar.

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, explicó en la jornada de ayer que los destrozos causados en dichos automóviles serán costeados por la aseguradora de la corporación municipal.

El hecho provocó alguna polémica sobre los trabajos realizados por el consistorio hace relativamente poco tiempo en la parte superior del muro que se vino abajo.

La regidora señaló que el muro, que es propiedad del particular que también es dueño del suelo del aparcamiento, se hallaba en mal estado. Y aclaró que el ayuntamiento afrontó en la parte superior del paramento unas obras de acondicionamiento y embellecimiento. En primer lugar, señaló que la corporación retiró las planchas de uralita de las cubiertas de las casetas del antiguo mercadillo, ya que suponían un peligro para personas y coches que aparcaban por la zona cuando había rachas fuertes de viento. Y después se habilitó una zona ajardinada. La alcaldesa no descarta que dicha intervención pudiera acelerar la caída del antiguo muro y explica que para hacer esa clase de trabajos de jardines no se requiere informe e inspección técnica.

las claves

En la parte superior del paramento que cayó se habilitó una zona ajardinada por parte del ayuntamiento, tras limpiar la zona del antiguo mercadillo.

La alcaldesa indicó que el muro, al igual que el suelo donde se halla el aparcamiento, es propiedad de un particular y se desconocía su mal estado.