Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unas cuarenta personas son evacuadas al entrar olas en dos edificios en Garachico leer
TRIBUNALES

Un acusado de abusar de 9 menores en Fuerteventura niega haber tenido trato con ellos

Puerto del Rosario (Fuerteventura), EFE
27/sep/17 18:27 PM
eldia.es

El director de la batucada de Fuerteventura al que se acusa de haber abusado de nueve niños de su agrupación y de exhibirles pornografía ha negado hoy ante la Audiencia de Las Palmas los hechos que se le imputan, por los que se enfrenta a una posible condena de 77 años de cárcel.

En la primera jornada del juicio, que se celebra a puerta cerrada para proteger las identidades de los menores, Eduardo P.A. ha negado incluso haber mantenido ningún tipo de trato con los menores, más allá del propio de la agrupación de carnaval que dirigía, según ha explicado la abogada de la acusación, Cathaysa Reyes, de Legalius.

Esta letrada representa a las familias de doce menores a los que el procesado supuestamente sometió a abusos durante las acampadas que organizaba, fotografió desnudos o mostró material pornográfico.

En prisión desde septiembre de 2014, Eduardo P.A. ha llegado a los Juzgados de Puerto del Rosario escoltado por agentes de la Guardia Civil, entre escenas de tensión protagonizadas por algunos familiares de los menores, que le increparon e intentaron acercarse al vehículo policial y entrar en el edificio.

El acusado ha declarado ante los tres magistrados que componen la sección segunda de la Audiencia Provincial, Pilar Parejo, Pilar Verástegui y José Luis Goizueta, de forma "fría" y sin mostrar ningún tipo de emoción, ha relatado la letrada Reyes.

La abogada de las familias ha señalado que el imputado "se ha exculpado de este procedimiento" y ha asegurado "no haber agredido a los menores ni haber mantenido ningún trato con ellos".

El acusado, un conocido empresario de Fuerteventura que ha estado varios años vinculado al carnaval de Puerto del Rosario, se enfrenta a nueve cargos de abusos sexuales a menores, uno de producción de material pornográfico con niños y otro de exhibición de pornografía.

Durante la sesión matinal del juicio, también han prestado declaración cinco menores y dos madres durante la mañana, y está previsto que esta tarde testifiquen otros chicos y sus padres.

Los padres de los menores han mostrado su descontento por haber tenido los pequeños que declarar en la sala y por el hecho de que se les haya obligado a revivir determinados episodios.

La acusación particular y el Ministerio Público solicitaron que los menores no tuvieran hoy que asistir a la sala, "pero los medios son lo que son y más en Puerto del Rosario y lamentablemente han tenido que declarar en la sala", ocultos tras un biombo.

En la sala ha habido momentos de tensión y emoción, ha apuntado la abogada de las familias, pues se juzga "un delito bastante desagradable" para los afectados, aunque todo ha transcurrido "dentro de la normalidad", a pesar de todo ello.

El abuelo de tres de los menores, José Antonio Navarro, ha permanecido durante todo el día a las puertas de los juzgados y ha comentado a los periodistas cómo él "sospechó desde el primer día" del acusado.

Además, ha relatado cómo su hija se ha tenido que irse a Francia con sus tres nietos, donde los pequeños "han pegado un cambio". "Antes no querían declarar ni decir nada, pero hoy sí se atreven a decirlo", ha añadido.

Por su parte, Pedro Álvarez, padre de dos menores, se ha mostrado nervioso y ha contado cómo durante estos tres años han "intentado olvidar lo que ha pasado y vivir por los niños".

El acusado organizaba acampadas en una finca de su propiedad en la zona de La Asomada y prestaba clases de apoyo de forma gratuita a algunos de los miembros de la batucada.

La denuncia de uno de los padres en la Comisaría de Policía, a la que luego se unieron otras familias tras relatar los niños que habían sufrido tocamientos durante las acampadas, propició la detención de Eduardo P.A. el 4 de septiembre de 2014 y días más tarde su ingreso en la cárcel, donde sigue en prisión preventiva.

TRIBUNALES