Sucesos
LO ÚLTIMO:
El TSJC se inhibe en el caso Grúas y lo devuelve al juzgado de La Laguna leer

Voraz incendio en una casona en el casco histórico de la capital palmera

Media docena de negocios, afectados por un fuego que se inició de madrugada en el bar La Bodeguita y que tardó unas 6 horas en ser controlado.
V.M., S/C de La Palma
9/jul/17 6:36 AM
Edición impresa
Voraz incendio en una casona en el casco histórico de la capital palmera

El incendio declarado en la madrugada de ayer, sobre las 3.40 horas, en un edificio del siglo XVIII situado en la calle Álvarez de Abreu aunque con uno de sus frentes también en la Calle Real, en pleno casco antiguo de Santa Cruz de La Palma, fue controlado sobre las 10 de la mañana sin que se registraran daños personales, gracias a la intervención del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de La Palma y de los bomberos del aeropuerto, además del trabajo de agentes de la Policía Local y voluntarios de AEA y Protección Civil.

No existe una versión oficial sobre el inicio de las llamas, pero todas las fuentes consultadas por esta redacción señalan que el siniestro comenzó en la cocina de La Bodeguita, un conocido restaurante ubicado en la zona del Cuadrilatero, al lado del Cabildo, aunque el fuego no se concentró en el propio bar sino que accedió con celeridad a la planta superior, que fue la que sufrió la mayor embestida del incendio, quemando la oficina de la Asociación de Empresarios del Casco Histórico y otro local donde desarrollaba su actividad un medio de comunicación insular.

También se vieron afectados, en mayor o menor medidas y al extenderse las llamas, cinco comercios situados en el inmueble, algunos de ellos en la Calle Real, de ropa, maletas y complementos, además de otro de los bares más conocidos de la zona, la tasca La Cuatro, aunque en principio y a la espera de una valoración más exacta, no se vio dañada de forma importante.

El techo de la casona acabó por desplomarse sobre las siete de la mañana, lo que ayudó a que los bomberos pudieran atacar desde arriba las llamas, aunque la realidad es que justo una hora antes pareció por momentos que el siniestro estaba controlado, hasta que se registró una nueva deflagración que reactivó las llamas en un inmueble con abundante madera, sobre todo de tea.

Las imágenes recordaban el grave incendió que sufrió Santa Cruz de La Palma la madrugada del seis de enero de 1990, en la Alaska. Afortunadamente solo fue eso: el recuerdo. El esfuerzo de extinción acabó acorralando el fuego, evitando que se vieran afectadas otras edificaciones. Pese a ello, un retén de bomberos se mantuvo en el lugar realizando tareas de enfriamiento y vigilando el inmueble para evitar que las llamas pudieran reavivarse.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma informó de que por motivos de seguridad permanecerán cortadas las calles O'Daly, Álvarez de Abreu y Blas Simón en el tramo afectado por el incendio, anunciando que en los próximos días realizará una valoración tanto del desarrollo de la emergencia como de los daños estructurales que hayan podido producirse en el inmueble.

Agradeció, al igual que el Cabildo, el esfuerzo de todos los colectivos que han colaborado en la extinción, aunque sería mejor dotarlos de mayores medios.