Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Detienen a un hombre en Tenerife que estaba bajo orden europea de detención y entrega leer

Muere al estrellarse el helicóptero durante la extinción de un incendio

El piloto fallecido fue el que llevaba a Mariano Rajoy y a Esperanza Aguirre cuando sufrieron un percance en Móstoles, en el año 2005.
Europa Press, Oviedo
24/dic/15 5:26 AM
Edición impresa

El piloto José Antonio Rodríguez, fallecido ayer en un accidente de helicóptero en Parres (Asturias) durante las labores de extinción del incendio de La Roza, era el que llevaba los mandos de la nave que en 2005 sufrió un percance en Móstoles, con el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a bordo.

Fuentes cercanas al SEPA confirmaron que se trata del mismo piloto. En aquel siniestro, en el que el helicóptero se fue a tierra a los pocos segundos del despegue, no hubo que lamentar daños de gravedad.

Rodríguez llevaba poco más de un mes trabajando en Asturias, aunque ya había estado otras temporadas realizando trabajos para el Servicio autonómico de emergencias.

El piloto falleció tras estrellarse el aparato con el que estaba trabajando, en circunstancias que se desconocen, en labores de extinción en el incendio localizado en La Roza, en Parres.

Según informa el SEPA en una nota de prensa, los medios movilizados hasta la zona lograron acceder a las 13.38 horas y confirmaron que el piloto de la aeronave está fallecido. Era el único ocupante de la aeronave.

Las primeras hipótesis sobre el accidente apuntan a problemas de visibilidad por el humo y la niebla. Así lo comentó en declaraciones a los medios el presidente del Gobierno autonómico, Javier Fernández, tras visitar la zona del siniestro.

El jefe del ejecutivo autonómico mostró su "dolor y solidaridad" con los familiares del fallecido, y su agradecimiento por "el trabajo que realizaba".

Tras hablar con los efectivos que están participando en las labores de rescate del cuerpo, señaló que en algún momento, entre el humo y la niebla, el vehículo había impactado contra la ladera.

Al cierre de la presente edición continuaban los trabajos para acceder a la zona donde estaba la nave siniestrada.