Sucesos

Destroza un local de La Laguna y el dueño lo amenaza con cuchillos

Policías locales de la USP detuvieron al delincuente que causó los daños y al octogenario que lo amenazó con dos armas blancas y un martillo el pasado domingo en El Cuadrilátero.
Pedro Fumero, S/C de Tenerife
3/feb/15 2:23 AM
Edición impresa

Miembros de la Policía Local de La Laguna detuvieron en la madrugada de ayer a un hombre de 31 años por destrozar completamente una tienda en el centro de La Laguna y, además, arrestaron al dueño del citado comercio, de 80 años, por un delito de amenazas graves con armas blancas y un martillo al individuo que le arrasó el local.

La intervención fue realizada por agentes de la Unidad de Servicio de Paisano (USP) en la madrugada de ayer en un establecimiento de víveres situado en la calle Elías Serra Ráfols, en la zona de ocio nocturno conocida como El Cuadrilátero.

Los hechos ocurrieron cuando un delincuente habitual muy conocido de las fuerzas de seguridad, J.M.G.A., alias "El Foto", entró en el comercio de víveres y empezó a burlarse de su propietario por causas que se desconocen.

Rompió botellas, cristales o expositores en la multitienda de alimentación, según las fuentes consultadas. El dueño del negocio, J.C.C., cogió un spray de autoprotección de pimienta y le lanzó parte del contenido al autor de los daños.

Supuestamente, el citado delincuente habitual se puso entonces más agresivo todavía y siguió rompiendo objetos. Algunos de los daños los hizo con la cabeza, por lo que acabó con la misma ensangrentada.

Ante dicha situación, el propietario de la tienda cogió dos cuchillos en la mano derecha y un martillo en la izquierda, a la vez que profería amenazas graves a "El Foto".

En ese momento, los miembros de la Unidad de Servicio de Paisano entraron en el establecimiento y arrestaron a los dos implicados. "El Foto", de La Verdellada, salió hace seis meses del centro penitenciario Tenerife II y le constan muchos antecedentes policiales. Ahora está acusado de un delito de daños.

Además, en la madrugada de ayer, a uno de los dos testigos del suceso anterior le propinó cinco puñetazos en la cara, según los datos recogidos por la USP, por lo que no se descarta que también se le acuse de otro delito de lesiones por parte del Cuerpo Nacional de Policía cuando la víctima interponga la pertinente denuncia.

Al octogenario propietario de la multitienda también le constan antecedentes policiales y ahora se le acusa de amenazas graves.

Los agentes intervinieron a J.C.C. las dos armas blancas y el spray de pimienta.

En la madrugada de ayer, los agentes de la Unidad de Servicio de Paisano procedieron a cerrar el comercio, instruyeron las primeras diligencias y trasladaron a ambos detenidos a los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donde permanecerán hasta que pasen a disposición del Juzgado que está en funciones de Guardia en La Laguna.