Sociedad
LO ÚLTIMO:
Encuentran el cuerpo sin vida de un hombre en la costa de Puerto Rico (Gran Canaria) leer

Goteras, granizo, rayos y caída de cascotes por las lluvias en la Isla

La mayoría de las incidencias tuvieron lugar en Santa Cruz de Tenerife y en el Norte de la Isla, donde hubo escorrentías, así como desprendimientos en diferentes vías.
P.F./R.S., S/C de Tenerife
26/oct/18 6:31 AM
Edición impresa
Goteras, granizo, rayos y caída de cascotes por las lluvias en la Isla

Las lluvias intensas volvieron a generar incidencias en algunos puntos de Canarias, principalmente en la zona metropolitana y el Norte de Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, así como en algún enclave de Gran Canaria. Ninguno de esos episodios tuvo consecuencias especialmente graves, más allá del rescate de cuatro personas que quedaron aisladas en una cueva del barranco del Hierro y el desalojo de dos familias en La Salud, ambos en la capital tinerfeña. Hubo desprendimientos, cortes parciales de vías, algunas inundaciones, caídas de cascotes y goteras importantes. Las "lluvias interiores" ocurrieron en el recinto ferial y en el pabellón Quico Cabrera, en Santa Cruz de Tenerife, y en el centro de salud de Valle San Lorenzo.

En las primeras horas de la mañana surgieron problemas en diferentes semáforos de céntricas vías de la capital tinerfeña por fallos en el fluido eléctrico.

Según el Gobierno canario, a primeras horas de la tarde se habían registrado 253 intervenciones por las lluvias, de las que 149 tuvieron lugar en Tenerife; 55, en Gran Canaria, 29, en Fuerteventura y 20, en Lanzarote.

La Agencia Estatal de Meteorología informó de que, pasadas las 16:00 horas, las mayores precipitaciones se apreciaron en Santa Cruz de Tenerife, con 50,6 litros por metro cuadrado. Los siguientes enclaves donde más llovió fueron La Oliva (43,4), Izaña (42,4), Anaga (39), el aeropuerto de Fuerteventura (34,7) o Tías, en Lanzarote, (33,8).

Cuatro viviendas sufrieron inundaciones en la capital tinerfeña, en las calles Pérez Zamora, Talavera, obispo Pérez Cáceres y Hermano Maffiote. Un local se anegó en la calle San Francisco Javier, mientras que cayeron cascotes también en la calle Primero de Álvarez de la capital.

Respecto a La Laguna, existieron inundaciones puntuales en la avenida El Paso y otras vías. Cayeron árboles en la calle Heraclio Sánchez y Guamasa, así como una farola en Valle de Guerra. En El Boquerón se rompió el alcantarillado por colapso. En Barrio Nuevo, apareció una gran grieta en la fachada norte de la fábrica de galletas, con caída de cascotes a la acera incluida.

En la autopista del Sur hubo que cortar temporalmente el carril de la derecha (sentido sur) a la altura del kilómetro 12,7 (a la altura de la sede del Círculo de Amistad XII de Enero) por desprendimientos y caída de agua a la calzada. Respecto a Güímar hubo algunos problemas con las alcantarillas e inundaciones en el barrio de Fátima.

En Guía de Isora, según fuentes municipales, operarios retiraron cuatro carretillas de toallitas y otros productos de un pozo de saneamiento en Alcalá para facilitar que un canal funcionara al 100 por ciento. Y en Santiago del Teide, los bomberos tuvieron que achicar agua en la avenida de Playa de la Arena, que se inundó en una zona de obras.

Las fuertes lluvias, en ocasiones acompañadas por aparato eléctrico, se dejaron notar también en el norte de la Isla, especialmente durante la madrugada y la mañana de ayer. Las precipitaciones en forma de granizo sorprendieron a miles de conductores en la autopista del Norte (TF-5) en plena hora punta de tráfico, en torno a las 7:00 horas, y tiñeron los arcenes de un blanco invernal entre los municipios de La Matanza, El Sauzal y Tacoronte.

Las breves granizadas también se produjeron en la Isla Baja y el Valle de La Orotava. En la carretera general de Tacoronte, unos 300 vecinos estuvieron sin suministro eléctrico durante dos horas, hasta que operarios de Endesa restablecieron el servicio. Pese a que las lluvias fueron localmente intensas, no se registraron daños de importancia en el Norte, aunque sí se pusieron a prueba obras inacabadas, como la canalización de la avenida de Canarias, en el casco de Los Realejos, que pese a estar aún en ejecución pudo dirigir el agua hacia los cauces naturales.

Ante la previsión de lluvias, se aceleró la apertura de zanjas para evitar que el agua se desbordara en los puntos donde aún no se ha construido el marco de hormigón, según explicaron fuentes del Consistorio realejero.

En Buenavista del Norte, la lluvia obligó a suspender en la tarde de ayer la salida de las carrozas y el Festival de Arte en el día grande de las fiestas patronales.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, apuntó que de aquí hasta el domingo, que será el día más frío esta semana, las máximas "claramente" por debajo de lo normal en toda España, "incluido Canarias", entre 5 y 10 grados menos de lo habitual e incluso, en algunos puntos la diferencia respecto a los valores normales será de hasta 15 grados "e incluso algo más". Las temperaturas pasarán de estar "claramente" en valores por encima de lo normal al punto contrario entre hoy y el domingo, días en los que se espera que bajen unos 15 grados. A partir de hoy llegarán las primeras nevadas del otoño, debido a un área de bajas presiones asociada a una borrasca poco profunda situada al oeste de Canarias, que provoca la entrada de aire húmedo e inestable de origen subtropical.