Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La costa de Tacoronte recupera la normalidad y las familias regresan a sus viviendas leer

La Luna se tiñe de rojo

El eclipse total, el más largo del siglo XXI, durará 103 minutos y se podrá presenciar con claridad a partir de las 20:55 horas.
D.N.
27/jul/18 6:16 AM
Edición impresa
La Luna se tiñe de rojo

E clipse total de luna, luna roja o luna de sangre. Los tres términos son válidos para explicar lo que va a suceder esta noche, a partir de las 20:30 horas, durante 103 minutos. Sandra Benítez, astrofísica y divulgadora del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ofrece algunas de las claves del eclipse total más largo del siglo XXI: hace dos años que no se observa uno desde España.

Una alineación entre el Sol, la Tierra y la Luna. Ese es el punto de partida para explicar de la manera más simple qué es un eclipse. El de hoy se origina cuando la Luna atraviesa el cono de sombra que proyecta la Tierra. "Esta vez es la ocasión perfecta", alerta la científica. "Lo normal es que pase un poquito más arriba o abajo, pero hoy la Luna se moverá por el centro de la zona de la Tierra y, por lo tanto, tendrá que recorrer todo su diámetro... Por esa razón va a durar un poquito más", aclara Benítez sobre una exposición que empezará a percibirse en el Archipiélago cerca de las nueve de la noche.

La experta del IAC apunta que en este avistamiento se va a dar un factor muy concreto que tiene que ver con la posición de la Luna. "En la actualidad está en una zona que se denomina de máximo apogeo, es decir, en su distancia mayor con respecto a la Tierra", desvela en un instante de la conversación en la que precisa que "la Luna se verá un 14 por ciento más pequeña que en cualquier otro momento. Eso es lo que va a provocar que tarde un poquito más en cruzar la sombra de nuestro planeta, ya que el disco lunar también es un poquito más pequeño", incide Benítez.

Cinco minutos antes de que el reloj marque las nueve de la noche. Esa es la hora en la que la Luna ya aparecerá eclipsada. "Saldrá por el horizonte este y estará metida dentro de la sombra. Poco a poco, empezará a tomar una tonalidad rojiza que sobre las nueve y media, más o menos, será muy intensa. Alrededor de las 21:15 horas la Luna empezará a salir de esa zona de sombra, pero no quedará oculta por los rayos del Sol antes de que a las once de la noche tengamos la visión de una luna llena común", afirma sobre un recorrido que se podrá seguir desde la terraza del Museo de la Ciencia y el Cosmos gracias a una actividad gratuita que está impulsada por el centro que está adscrito a la Red de Museos del Cabildo de Tenerife y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). "Se pueden usar prismáticos y telescopios personales para una visión más nítida, además de contar con el asesoramiento de especialistas", recomienda en un instante de la explicación en el que el acento se pone sobre las mejores condiciones que se pueden dar para ver esta luna roja.

En el caso de que no pueda acercarse a las instalaciones museísticas de Aguere, la divulgadora del IAC recomienda que se busquen otras alternativas en zonas "con escasos árboles y en las que la altura de los edificios no sea demasiado grande", añadiendo que "siempre hay que estar mirando en dirección a Gran Canaria, y en el caso de que nos encontremos en Las Palmas, hacia Lanzarote", posiciona Sandra Benítez.

A diferencia de un eclipse solar, el de hoy no requiere la utilización de elementos especiales. "No hay que recurrir a gafas u otro tipo de filtros porque no es un avistamiento peligroso para la vista", puntualiza en el tramo final de una consulta en la que aparece como invitado el planeta Marte. "Se da la circunstancia de que está en la posición más cercana a nosotros de los últimos 15 años, es decir, que hoy competirá con la Luna para ver quién es más rojo".

Resumiendo, el eclipse total de luna durará 32 minutos más que el que se pudo ver desde territorio español el 28 septiembre de 2015. A modo de curiosidad, y dependiendo de la tonalidad rojiza que alcance la Luna, se podrá saber el estado de salud de la atmósfera -cuanto más sonroje, mejor será el estado que presenta la Tierra-, un dato que siempre va enlazado con las erupciones volcánicas e incendios. La Luna, pues, se tiñe de rojo y los amantes de la astrofísica tienen una ocasión inmejorable para explorar Júpiter, Marte, Saturno y Venus, todos alineados en una escenografía que aún reserva interminables misterios.

Así será la luna de sangre

A las 20:30 horas la Luna ya saldrá eclipsada, pero aún con una tonalidad lejos de los contrastes rojizos anunciados. Se hará visible por la vertiente este e irá cambiando su gama colorada.

A las 20:55 horas se van a hacer un poco más visibles las primeras señales de la luna roja. Su intensidad irá creciendo hasta que a las 21:30 horas su apariencia sea roja. A partir de ese instante se creará una franja en la que el eclipse total de luna alcanzará su máxima plenitud.

A las 22:15 horas la Luna escapará de la zona de sombra y evolucionará hasta obtener la apariencia casi normal (algo más naranja) de una noche de luna llena (23:00 horas).