Sociedad

Un corazón parado también dona

El HUC ha realizado por primera vez en el Archipiélago un trasplante doble de riñón y páncreas con una asistolia controlada.
El Día
1/jul/18 6:48 AM
Edición impresa
Un corazón parado también dona

No solo los fallecidos sin ningún control pueden donar órganos, también pueden aquellos que lo hayan hecho de forma esperada y controlada. El Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha realizado por primera vez un trasplante doble de riñón y páncreas en un paciente con el corazón parado de forma controlada. Un trasplante que se ha convertido en el sexto de España de este tipo.

La donación en asistolia conlleva la obtención de órganos tras producirse una parada cardíaca esperada y no por muerte encefálica, que es el tipo de donación tradicional. El coordinador de trasplantes del centro hospitalario, José Luis Iribarren, explica que lo común en España siempre ha sido hacerlos con donantes procedentes de estos últimos pacientes.

Los "excelentes datos" de este último tipo de trasplantes, ha sido la razón por la que la donación en asistolia controlada (DAC) ha retrasado tanto su implantanción en España. No obstante, "se ha desarrollado desde hace muchos años en otros países", como confirma Iribarren.

Hoy son muchos los hospitales, incluidos los cuatro grandes centros de Canarias junto al de La Palma, los que cuentan con los protocolos para hacer esta técnica. Sin embargo, "la actividad es escasa a nivel global".

La DAC -también llamada tipo III de Mastrich-, consiste en la obtención de órganos una vez diagnosticado el fallecimiento por causa cardiocirculatoria. Esto quiere decir que los profesionales deben comprobar durante 5 minutos la ausencia de latido cardiaco, una vez se limita la actuación del soporte vital.

Para llevar a cabo esta técnica de donación en asistolia, los profesionales del HUC emplearon un dispositivo ECMO (oxigenador de membrana con circulación extracorpórea) para garantizar una perfusión regional normotérmica durante la extracción de los órganos. Este nuevo dispositivo hace posible que, una vez certificada la muerte del donante, los profesionales conecten al paciente a la máquina que permite que se oxigene la sangre y llegue a una temperatura adecuada para la preservación de los órganos que se van a trasplantar.

No obstante, la extracción de órganos en la DAC también se lleva a cabo con otras técnicas de preservación in situ, concretamente la extracción súper-rápida o la perfusión regional normotérmica (PRN). "Todavía en España la técnica actualmente más utilizada para la extracción de injertos hepáticos y renales procedentes de donantes en asistolia controlada es la súper-rápida", explicó el coordinador de trasplantes. No obstante, admite que la tendencia es a utilizar cada vez con más frecuencia "la PRN mediante soporte ECMO".

Se trata de un procedimiento complejo que requiere de la participación de un numeroso grupo de profesionales para que el resultado final sea exitoso y, en primer lugar, del gesto solidario de las familias de los donantes, auténticos protagonistas en cada uno de los procedimientos de donación y trasplante.

Para Antonio Alarcó, coordinador quirúrgico del Programa de Trasplantes de Riñón y Páncreas del HUC, "la donación en asistolia es la vía más importante para aumentar la donación de páncreas y esta intervención debe seguir incorporando nuevas técnicas quirúrgicas de vanguardia".

Por su parte, Iribarren, apunta a que este logro "es el resultado de un trabajo coordinado en el que participa un número importante de profesionales que hace que el HUC siga estando a un alto nivel en el campo de los trasplantes".