Sociedad

Alerta máxima en Uganda ante el ébola por la llegada de refugiados congoleños

Hope Mafaranga, Kampala, EFE
19/may/18 8:56 AM
eldia.es
MARK NAFTALIN / UNICEF HANDOUT (EFE)

Uganda se encuentra en alerta máxima tras el brote de ébola declarado en la vecina República Democrática del Congo (RDC), de donde recibe refugiados por la frontera suroccidental, confirmaron hoy las autoridades ugandesas.

Más de 50.000 congoleños cruzaron a Uganda los tres primeros meses del año y aún siguen llegando a este país por los distritos de Kisoro y Kanungu, confirmó un portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Tam Daniel Rogers.

"Huyen de la violencia comunitaria en la provincia de Ituri, en el Congo, y ACNUR continúa recibiéndolos a diario", señaló Rogers.

El funcionario de Sanidad de Kisoro Stephen Nsabiyunva indicó que el distrito ha solicitado trajes protectores al Ministerio de Sanidad de Uganda porque, a menudo, el personal sanitario se infecta de ébola cuando trata a paciente sospechosos o confirmados.

"He escrito al jefe del equipo de emergencia del Ministerio de Sanidad para que nos suministre trajes protectores porque el ébola es una enfermedad muy contagiosa y no queremos riesgos con nuestros empleados de salud", dijo Nsabiyunva.

El funcionario reveló que se ha desplegado un equipo de especialistas en el Campo de Tránsito de Refugiados de Nyakabande, en Kisoro, para "revisar a cualquier persona que entre en Uganda".

Desde el Ministerio de Sanidad ugandés, el subdirector de Servicios de Salud General, Henry Mwebesa, aseguró que el país está preparado para afrontar un potencial brote de ébola.

Mwebesa intentó tranquilizar a la población porque el brote se localiza en el noroeste de la RDC, a varios miles de kilómetros de Uganda, y no es fácil que el virus se propague hasta alcanzar territorio ugandés.

"El brote de ébola en la RDC está a unos 2.000 kilómetros de nuestras fronteras. Estamos poniendo una atención adicional a la gente que entra a través del Aeropuerto Internacional de Entebbe", cerca de Kampala y el más importante del país, explicó el subdirector a Efe.

"Vamos a preparar algunos trajes de emergencia para todos los distritos en alerta máxima, y a nuestros equipos de respuesta urgente por si hubiera algún caso sospechoso", agregó Mwebesa.

El presidente del distrito de Bundibugyo, Ronald Mutegeki, aputó que se activó una campaña se sensibilización de la población sobre los peligros del ébola y que se limitará el comercio transfronterizo para mitigar los riesgos de la expansión del virus.

Bundibugyo, en el oeste de Uganda, sufrió un brote de la enfermedad en 2007 que afectó a 176 personas y mató a 36, incluidos cinco trabajadores sanitarios.

"Nosotros hemos sido golpeados antes y ahora no vamos a correr ningún riesgo", declaró Mutegeki.

Desde la Cruz Roja de Uganda, la portavoz Irene Nakasita informó de la creación de un equipo de respuesta, junto a otras organizaciones médicas, dirigido por el Ministerio de Sanidad para hacer frente a un posible brote.

La Cruz Roja, precisó Nakasita a Efe, ha incrementado la presencia de sus efectivos en "todos los centros de recepción de refugiados" en el oeste del país, y ha habilitado un sistema de mensajes que usarán voluntarios para alertar de cualquier síntoma de ébola que se detecte en personas que pasen por los controles.

El director de Asuntos Públicos de la Autoridad de la Aviación Civil, Vianney Luggya, confirmó que el escrutinio de pasajeros de vuelos con origen en áreas sospechosas de un brote de ébola ya ha comenzado en la terminal de llegadas del Aeropuerto de Entebbe.

"Los equipos médicos, afortunadamente, no han registrado ningún caso positivo", comentó Luggya, al matizar que el aeropuerto cuenta con una zona de "aislamiento para tratamiento especializado".

Todas estas medidas se han tomado después de que el pasado día 8 la RDC declarase un brote de ébola en la provincia de Ecuador (noroeste) que en principio afectó a zonas rurales como Bikoro, pero que esta semana alcanzó por primera vez una zona urbana, la ciudad de Mbandaka, capital provincial, lo que desató la alarma.

El Ministerio de Sanidad de la RDC confirmó este viernes un total de 45 casos (14 confirmados, 10 sospechosos y 21 probables), e informó de que las muertes con signos de ébola aumentaron de 23 a 25, con sólo una de ellas confirmada en laboratorio.