Sociedad

Las mujeres deben abrirse el campo en la digitalización para mejorar las economías

Panamá, EFE
4/abr/18 8:31 AM
eldia.es

La apertura del campo de la digitalización y la creciente demanda de expertos en esa materia da pie a que las mujeres emprendan su desarrollo económico en áreas laborales dedicadas a la tecnologías, un sector copado mayormente por hombres en Latinoamérica y Europa.

Las brechas creadas por la falta de capacitación y el acceso a los recursos tecnológicos conlleva la problemática de impedir que las mujeres creen emprendimientos empresariales, declaró la parlamentaria ecuatoriana del oficialista Alianza País, Rosa Mireya Cárdenas, durante un encuentro birregional en Panamá.

"Las mujeres siempre hemos sido invisibilizadas y eso queda en evidencia al no darnos el suficiente acceso a la información, por lo que ahora debemos abrirnos y participar en diferentes ámbitos", manifestó la también copresidenta de Asuntos Sociales de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat).

Según estudios utilizados por la ONU, la igualdad de las mujeres podría añadir 12 billones de dólares al crecimiento global durante la próxima década; pero actualmente éstas ganan un 23 por ciento menos que los varones, por lo que aconseja aprovechar la actual revolución tecnológica para avanzar hacia la igualad.

Por ello, Cárdenas estimó que es vital que se de la integración, incluso con "audacia y agresividad" para poder lograr el objetivo de ingresar a un mundo de emprendimiento digital.

Junto a su homóloga, la eurodiputada italiana del Partido Socialista Europeo, Isabella de Monte, señaló que es inaceptable la brecha salarial y los trabajos no remunerados que hacen las mujeres.

De Monte, quien participó del Foro de la Mujer de la Eurolat, añadió que la conexión, difusión y contactos comerciales que están latente en la era digital, deben ser consideradas ventajas para crear un fenómeno socioeconómico.

"El nivel tecnológico hace que cada vez mejoren las capacidades, tenemos que resolver los problemas de forma veloz, dado que se habla que en el futuro un 60 por ciento de las profesiones serán digitalizadas, si no se supera la brecha actual, la mujer pasará a estar relegada", advirtió.

Ante esta posición, dijo que la herramienta para acabar con el estereotipo relativo al género es una mayor alfabetización digital, es decir, que será necesario mejorar y dedicar más tiempo al manejo de las tecnologías, de lo contrario se considerará que ese ámbito será solo para los hombres.

A su vez, la eurodiputada española Inmaculada Rodríguez-Piñero (PSPV-PSOE) indicó que el comercio digital y las redes son beneficiosas para las mujeres.

"La digitalización de la economía es el futuro. Es imposible concebir un desarrollo si no están incorporadas las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)", zanjó.

"Es verdad que hay una brecha añadida de género porque hace falta capacitación y carecemos de infraestructura de acceso a herramientas tan simples como el internet; un ejemplo claro son las mujeres que del sector rural, de entrada ya están excluidas porque no tienen las mismas oportunidades", lamentó Rodríguez-Piñero.

La eurodiputada que participará de otras reuniones de comisiones parlamentarias permanentes, agregó que se están dando pasos en temas que antes no eran relevantes.

"Siempre se consideró la política comercial como neutral, esto no es así, y hay que incorporar esa perspectiva como un paso para entender como funcionará esto en la población de mujeres de Latinoamérica y Europa", dijo.

Recientemente, el Parlamento Europeo aprobó una resolución sobre un capítulo específico sobre igualdad de género en todos los futuros acuerdos comerciales y cláusulas vinculantes, para garantizar los derechos de las mujeres conforme a los tratados internacionales de igualdad de género.

Hasta ahora, solo el 20 por ciento de los acuerdos comerciales de la Unión Europea con socios no europeos incluyen una referencia expresa a los derechos de las mujeres.

Rodríguez-Piñero portavoz de la Eurocámara para la actualización del pacto comercial entre la UE y Chile -en vigor desde 2005 y cuya modernización se negocia desde finales del año pasado, el primero en la historia de la UE- incluirá un capítulo específicamente dedicado a comercio e igualdad de género.

"Pedimos desde el Parlamento Europeo que se den estadísticas desagradadas por sexo, para conocer la realidad de la situación en Chile y cómo el acuerdo beneficiará a trabajadoras y empresarias", sentenció la política.

Al finalizar la jornada la diputada paraguaya Mirtha Palacios, copresidenta del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer por el continente latinoamericano, expresó que se deben tratar temáticas que afectan a todas las mujeres, desde la violencia hasta competencias económicas o religiosas.