Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer

La capital adjudica el servicio de ayuda a domicilio por 31 millones

El contrato, del que se benefician un total de 1.200 vecinos y da empleo a cerca de 200 trabajadores, obliga a la prestación del servicio durante seis años, ampliables a cuatro más.
El Día, S/C de Tenerife
8/ago/18 6:20 AM
Edición impresa
La capital adjudica el servicio de ayuda a domicilio por 31 millones

Santa Cruz consolida en el tiempo el servicio de ayuda a domicilio con la adjudicación definitiva del contrato de gestión indirecta mediante concesión durante un periodo de 6 años y con una inversión global superior a 31 millones de euros (31.119.552 euros), tal y como refleja el perfil del contratante de la web institucional del ayuntamiento.

El concejal de Atención Social, Óscar García, valoró esta adjudicación, que ha recaído en la empresa Clece, por la relevancia tanto de la inversión social como del volumen de vecinos que reciben esta atención (1.200 aproximadamente) y el empleo que garantiza para cerca de 200 trabajadores sociales.

"Con este contrato ofrecemos la seguridad y la estabilidad que usuarios y profesionales requieren en uno de los servicios sociales más potentes de la ciudad", explicó.

"Es un servicio muy completo del que ya disfrutan más de 1.200 habitantes de Santa Cruz y que, ahora, con el nuevo contrato en marcha, vamos a garantizar en las mejores condiciones al menos durante los próximos 6 años -argumenta García- con la opción de prorrogarlo por 4 años más de mutuo acuerdo".

La adjudicación refleja que el objeto del contrato es la gestión indirecta, mediante concesión, de la prestación del servicio de ayuda a domicilio, en la modalidad de atención personal y de atención doméstica.

Los objetivos que se persiguen con la ayuda a domicilio son, entre otras, prevenir y evitar el internamiento de las personas con limitaciones funcionales, para que, con la aplicación de esta ayuda, pueda permanecer en su medio habitual; y facilitar la autonomía personal de las personas beneficiarias.

El ámbito del servicio también aspira a prevenir situaciones personales que puedan motivar un deterioro físico, psíquico y su aislamiento social; o procurar la mejora de las condiciones de convivencia de la persona usuaria en su grupo familiar y en su entorno.

Con esos objetivos, el contrato especifica los servicios a prestar de carácter personal que incluyen el aseo personal, incluyendo baño, ducha, cambio de ropa, cambio de pañales, lavado de cabello y todo aquello que requiera la higiene habitual; la ayuda en la gestión en traslados fuera del domicilio (centro de día, visitas médicas, centros escolares, etcétera), así como recogida y entrega de documentos.

Asimismo se ofrece la atención de apoyo a padres, familiares, o tutores de cara a potenciar y reforzar hábitos y capacidades para valerse por sí mismos; e incluso otras atenciones de carácter personal como la ayuda en el vestir y en el comer, el control de la alimentación o el servicio de peluquería.

Además de los servicios de carácter personal, se establecen los referidos al ámbito doméstico como la limpieza de la vivienda, tanto habitual como general y extraordinaria, dependiendo de la capacidad del usuario, que incluyen hacer la cama, barrer, fregar, lavar loza, limpieza baño, limpieza de ventanas correderas, persianas exteriores, etcétera.

De igual forma, las personas atendidas disfrutan de servicio de lavado, planchado, orden y repaso de ropa: dentro y fuera del domicilio; de cocina dirigida a la alimentación, y de retirada de basura doméstica del domicilio, siempre que la persona no tenga capacidad de realizar esta tarea por sí misma.