Santa Cruz de Tenerife

Habrá tranvías dobles cada diez minutos para la víspera de Reyes en Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
4/ene/18 14:59 PM
eldia.es
El tranvía a su paso por la Cruz de Piedra, en La Laguna./El Día

Metrotenerife concluye estos días sus refuerzos especiales de Navidad con la activación del servicio ininterrumpido de tranvías-dobles en la Línea 1 mañana viernes víspera de Reyes Magos, y la madrugada del día de Reyes, sábado, para atender de manera eficaz y segura el volumen de demanda que se registrará esos días.

En ese sentido, los tranvías-dobles circularán cada 10 minutos en horario de mañana y de 12 minutos en la madrugada del viernes 5 al sábado 6, informa la compañía en una nota.

Asimismo, el Tranvía de Tenerife se convertirá un año más en el transporte oficial de los Reyes Magos hasta la ciudad de La Laguna. Las autoridades locales recibirán a sus Majestades de Oriente y a su comitiva a las 12.00 horas en la parada La Trinidad.

VÍSPERA DE REYES

Los tranvías-dobles de la Línea 1 circularán con una frecuencia de 10 minutos desde las 07.00 horas hasta las 22.00 horas para luego hacerlo de manera ininterrumpida cada 12 minutos hasta las 02.00 horas del día de Reyes, y a continuación, cada 30 minutos.

La Línea 2 operará con frecuencias de 10 y 12 minutos, principalmente, y finalizará su servicio a medianoche.

Como viene siendo habitual en la víspera de Reyes, la parada Weyler de la Línea 1 permanecerá fuera de servicio desde las 18.00 horas y hasta la finalización de la Cabalgata Anunciadora sobre las 21.00 horas. Durante este horario, los tranvías-dobles seguirán prestando servicio entre las paradas Intercambiador Santa Cruz-Teatro Guimerá y La Paz-La Trinidad.

DÍA DE REYES

La red tranviaria volverá a operar con normalidad el Día de Reyes. En ese sentido, las líneas 1 y 2 prestarán servicio con las frecuencias habituales en día festivo, 15 minutos en horario diurno y 30 minutos en horario nocturno.

Metrotenerife recuerda a los clientes del tranvía hacer un buen uso de las instalaciones y los vehículos para que todos puedan disfrutar de ellos, a la vez que seguir las normas de convivencia y urbanidad.

A los peatones y conductores se les pide respetar la señalización y las normas de circulación para que el servicio pueda desarrollarse en las mejores condiciones.