La Palma
LO ÚLTIMO:
Muere un senderista tras sufrir un desvanecimiento en Granadilla leer

El rock and roll que gusta a las estrellas

Tres trabajadores de los telescopios Isaac Newton, del Roque de los Muchachos, crearon hace 20 años el grupo Maniford, que se alimenta principalmente de técnicos y científicos que llegan a la cima de la Isla.
V.M.
12/ago/18 6:39 AM
Edición impresa

John Mills, Alan Chopping y Renée Pit tuvieron que conocerse en los pasillos del Observatorio del Roque de los Muchachos. O quizás fue en la residencia. Tal vez en alguna de esas noches donde hay que mirar a las estrellas. Fue un golpe de suerte. Son técnicos en la instalación científica, allí han dejado media vida, en concreto en el Grupo de Telescopios Isaac Newton (ING), pero el hilo conductor entre ellos es por encima de cuestiones profesionales, una pasión: la música. Y, en concreto, el rock.

Alan y Renée están a punto de cumplir 60 años. John, jubilado, hace ya un tiempo que los superó: tiene 70. Les dan vida a los años. Hace dos décadas se plantearon crear un grupo. "¿Por qué no?", pensaron. Se sabían buenos sobre el escenario, eran conscientes de su calidad como músicos y fueron un paso más allá en su hobby. De aquel convencimiento nació Maniford, formación abierta y que se nutre principalmente de profesionales y estudiantes que en algún momento llegan a los telescopios ubicados en la cima de la Isla.

"Arriba vienen estudiantes por un año y a los que llegan les vamos preguntando si tocan algún instrumento para incorporarlos al grupo. Ahora tenemos a un chico de 22 años, estudiante, que toca la guitarra con nosotros", comenta Renée Pit, uno de los fundadores, que es consciente de que en La Palma, "donde hay que tener un hobby", gusta más "la música de verbena y la música tradicional", aunque "también tenemos gente que le gusta lo que nosotros hacemos, el rock". "¿Dónde ensayamos?, en mi garaje", sentencia.

No todos trabajan en el Roque ni llevan 20 años en los entresijos del grupo. Maniford está abierto y atento al talento. Y Paula, trabajadora de Medio Ambiente, lo tiene. Y de sobra. Es más joven, se debe mover en la treintena, y llegó hace casi tres años a la formación como vocalista, a la que poco después se acopló Yaiza, ambas se entremezclan con soltura. Afirma que "el ambiente del grupo me encanta", a lo que se une que la formación está enfocada "al tipo de música que me gusta".

Paula, que comenzó cantando en Madrid, en los bares tradicionales abiertos a la música en vivo, describe a sus compañeros como "muy profesionales". Los fundadores "llevan muchísimo tiempo tocando y las benjamines nos hemos acoplado y nos encontramos muy a gusto".

La banda, de la que también forman parte Anton Hosinsky (piano, órgano y sintetizador), Edgar Pérez (batería) y Alex Brown (guitarra), ha ido evolucionando en su estilo, como el propio universo, aunque partiendo siempre de una premisa, sin renunciar nunca a su seña de identidad: el pop y rock británico y americano de los años 50, 60 y 70, siendo referencias artistas y grupos como Chuck Berry, Rolling Stones, Metallica, The Beatles, Phill Collins, Pink Floyd o Jimi Hendrix. También han tocado en los últimos años otros "palos" de la música, más heavys.

Si las estrellas tuvieran que elegir un grupo sería Maniford.