Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair cancela 190 vuelos este viernes por la huelga europea de tripulantes de cabina leer
LA OROTAVA

El PSOE solicita que se evalúe el estado actual de los estanques

Se trata de evitar peligros y daños como los producidos con la rotura que se registró en La Perdoma a mediados del pasado mes.
El Día, La Orotava
3/jun/16 6:14 AM
Edición impresa
/ÁH

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de La Orotava, a través de su secretaria general, María Jesús Alonso, solicita al equipo gobierno municipal que "ponga en marcha un protocolo de valoración para conocer el estado de los depósitos de agua en el municipio".

En su planteamiento, los socialistas recuerdan lo ocurrido el pasado 19 de mayo en La Perdoma, tras la rotura de un estanque de agua que ocasionó diferentes daños en vehículos y viviendas.

La concejala del PSOE considera "prioritaria la activación de un control exhaustivo en todos los depósitos del municipio para evitar que hechos como éste vuelvan a repetirse", independientemente de que los equipamientos afectados sean de titualridad privada o pública.

María José Alonso se muestra tajante al exponer que "se puede informar sobre la situación de estas instalaciones a través de los técnicos correspondientes, más, si cabe, tras la alarma social generada por este problema".

En este sentido, también indica que corresponde al concejal de Urbanismo poner sobre la mesa todas las herramientas necesarias para asegurar el correcto funcionamiento de todos los estanques localizados en la Villa. "No basta solo con un manual de buenas intenciones, este gobierno municipal tiene la obligación de buscar todas las alternativas disponibles para la garantía de todos y cada uno de los vecinos", sostiene.

El 19 de mayo pasado, un tanque de agua situado en la parte alta del Camino Tío Luis, en la zona de La Cuesta de La Perdoma, se rompió por el muro norte a las tres y media de la tarde, momento en el que almacenaba unos 700.000 litros de agua. La riada y el lodo causó daños en cultivos, cinco vehículos y media docena de viviendas. El caudal de agua llegó a cruzar la carretera TF-324 a la altura de un barranquillo, cuando no pasaba ningún peatón ni vehículo por la vía.

LA OROTAVA