Tenerife Norte
ICOD DE LOS VINOS

La Policía municipal custodia la entrada del mariposario

El propietario de la instalación, José Antonio Plaza, asegura que dos agentes locales montan guardia "desde hace una semana" a la entrada al recinto, "todos los días de 9:00 a 19:30 horas", para "impedir el acceso a los turistas".
EL DÍA, Icod de los Vinos
20/jul/08 0:41 AM
Edición impresa

El propietario del Mariposario del Drago, José Antonio Plaza, denunció ayer "la presencia permanente desde hace una semana de dos agentes de la Policía Local de Icod de los Vinos" en la puerta de su negocio para "impedir el acceso a los visitantes". Según narra, "éste es el bochornoso espectáculo que se encuentran los turistas que acuden a visitar el mariposario: agentes que les impiden el acceso o les piden la documentación y les toman los datos a los que se empeñan en entrar, a pesar de que el policía les dice que está cerrado".

Según Plaza, "los cientos de turistas que se acercan estos días a la puerta no salen de su asombro y piden explicaciones a los agentes que, incómodos, no saben qué responder".

El propietario del mariposario asegura que los agentes permanecen en la puerta "todos los días desde las 9:00 hasta las 19:30 horas". A su juicio, "este derroche de policías es sorprendente cuando es de sobra conocida la escasez de agentes en Icod".

Plaza afirma que ayer "sólo había tres agentes de servicio en el municipio y dos estaban custodiando la entrada al mariposario. No se entienden los motivos del alcalde, Diego Afonso (CC), que llega incluso a poner en riesgo la seguridad ciudadana privando al municipio de vigilancia policial, ¿es que la policía no tiene otra cosa más importante en Icod que mantener el precinto del mariposario?".

"El mariposario esta irregularmente precintado por enésima vez, por un decreto municipal, pero sólo para los turistas ya que el personal puede entrar y salir sin problemas y las puertas están abiertas, entonces ¿qué clase de precinto es éste?", se pregunta Plaza.

El empresario considera que esta actuación responde a la necesidad de Afonso de "obtener a toda costa la complacencia de su socia de gobierno, Isabel García (PP)". En su opinión, la denuncia que la asociación a la que pertenecía Isabel García interpuso contra el alcalde por no precintar el mariposario "ha sido eficaz como medida de coacción".

"Este precinto no tiene nada que ver con la ejecución de la sentencia, que nosotros también hemos solicitado hace más de un año, por lo tanto solo persigue el agotamiento económico de los propietarios", subraya el empresario.

"Ante esta actuación tan surrealista, Afonso se defiende alegando que ejecuta una orden judicial del Juzgado de Icod, lo cual es absolutamente falso", indica Plaza.

ICOD DE LOS VINOS