Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

El PNV dice que se está "a las puertas" de nuevas elecciones generales

Lamenta que "todo pase por desacreditar al adversario" cuando problemas como "la convivencia política de la nacionalidades históricas hierve"
Bilbao, Europa Press
29/sep/18 9:31 AM
eldia.es
Koldo Mediavilla./EUROPA PRESS

El PNV asume ya que se está "a las puertas" de unas nuevas elecciones generales porque el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, "no encuentra aire político que le permita estirar su complicado mandato". Además, lamenta que, "por mucho que los problemas aprieten", y haya problemas, "como el de la convivencia política en el Estado de las naciones históricas que hierve en olla exprés", nadie recurra al diálogo y la negociación, sino que "todo pase por descreditar al adversario".

En un post colgado en su blog, recogido por Europa Press, el responsable de política institucional del EBB del PNV, Koldo Mediavilla ha señalado que "hay que andar vivos porque en cualquier momento se puede armar parda". "La política en España está desquiciada. Nadie parece conocer el significado de la palabra responsabilidad. Se impone la trifulca, la descalificación y la zancadilla", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que, "por mucho que los problemas aprieten, y hay algunos como el de la convivencia política en el Estado de las naciones históricas que hierve en olla exprés, nadie hace uso del diálogo, de la capacidad de negociación o de la búsqueda de aproximaciones para resolver los conflictos", sino que "todo pasa por desacreditar al adversario, bloquear sus movimientos e imposibilitar una acción normalizada del sistema parlamentario".

El dirigente jeltzale ha destacado que la derecha "ha optado por boicotear cualquier posibilidad de iniciativa que se pretenda llevar al Parlamento y, "en paralelo, ha desplegado toda su capacidad mediática para doblegar a quienes censuraron y sustituyeron a su Gobierno, caído tras una sentencia judicial que reconocía al PP como beneficiario de un 'sistema de corrupción institucional'".

Ante "ese bloqueo activo", Koldo Madiavilla cree que el Ejecutivo minoritario de Pedro Sánchez "no encuentra aire político que le permita estirar su complicado mandato". "La supervivencia del gabinete socialista depende de su capacidad de mantener todos los apoyos que posibilitaron la caída de Rajoy", ha recordado.

A su juicio, "el esfuerzo por tejer acuerdos, algo inusual en la política española, aventura un corto episodio de legislatura". "Todo este cuadro de indicios, a los que se suma el primer sondeo del CIS, que augura un triunfo de Sánchez, insospechado hace apenas tres meses, hace pensar que nos encontramos a las puertas de unas nuevas elecciones generales", ha indicado.

Koldo Mediavilla ha dicho que "la imposibilidad real de llevar adelante un proyecto de presupuestos, el desgaste de la imagen de gobierno y el calvario que supondrá no poder aprobar nada, bien por bloqueo o por falta de acuerdo suficiente, parece vislumbrar que la convocatoria electoral será inmediata". "Así lo estiman reputados analistas políticos y se lo ha pedido a Sánchez buena parte de su grupo parlamentario", ha señalado.

Tras manifestar que "en público, y también en privado, el dirigente socialista ha negado cualquier posibilidad de adelanto electoral", ha considerado que "esa resistencia formal contrasta con la convicción íntima de quienes rodean y asesoran al presidente de que la política es mucho más que una comunicación afortunada". "Por eso creen que va siendo hora de rentar los beneficios obtenidos tras los tres últimos meses de cambio en la Moncloa, y fijar retos y posiciones en un nuevo mapa postelectoral", ha explicado.

COMICIOS ANDALUCES

El responsable de política institucional del PNV considera que a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, "no le gusta la idea de que sus elecciones autonómicas coincidan con unos comicios generales" porque "quiere medirse por sí misma para mantener las distancias con el actual inquilino de la Moncloa", mientras que "a Pedro Sánchez le puede convenir la confluencia en fechas, ya que una victoria en Andalucía le impulsaría externa e internamente".

"Lo que está claro es que los comicios andaluces se adelantarán para evitar el impacto que en las urnas pueda llegar a tener la sentencia judicial sobre los 'Ere'", ha destacado, para puntualizar que se podrían celebrar el 29 de noviembre.

Si Pedro Sánchez quisiera que las generales coincidieran con las de Andalucía, según ha subrayado, debería disolver las Cortes el 2 de octubre. "Quien no contemple esta hipótesis puede verse sorprendido por un calendario intenso. Eso no le ocurrirá al PNV que, desde tiempo atrás, viene asistiendo a la actividad política en el Estado con la minuciosidad de quien atiende al criterio de 'minuto y resultado'", ha indicado.

SIN DESPEJAR EL HORIZONTE

No obstante, ha remarcado que unos comicios anticipados en el Estado "no despejarán el horizonte político español" y se prevé que "el mapa partidario resultante será muy parecido al actual". "Probablemente, en tal conjetura los socialistas pueden ser la principal opción en votos y escaños, pero se quedarán muy lejos de la mayoría absoluta. La derecha de PP y Ciudadanos -tal vez aparezca Vox- tampoco sumará votos y escaños suficientes. Ambos ejes necesitarán el apoyo de terceros. Y en ese grupo de 'apoyos determinantes', el PNV volverá a tener un poder decisivo", ha augurado.

En este contexto, ha afirmado que, quien quiera contar con su apoyo, "deberá hacerlo con hechos, no sólo con compromisos públicos cuyo cumplimiento se dilata permanentemente". De esta forma, se ha referido a las transferencias e inversión "real".

En todo caso, ha dicho que, "por supuesto que al PNV le preocupa e inquieta lo que pase en España", y por eso, colaborará "en la mejora de la democracia, de las libertades, del bienestar de las personas, para buscar ámbitos de respeto y reconocimiento a las naciones que coexisten en el Estado, y también para defender los derechos e intereses de los vascos y las vascas allí donde estén en juego". Sin embargo, ha reiterado que "el compromiso del PNV está con Euskadi, no con una fórmula de Gobierno en España".