Nacional

Robles dice que el Gobierno será respetuoso si el juez cita a Corinna, examiga del rey emérito

La examiga íntima de Don Juan Carlos le acusa de haber cobrado comisiones y tener patrimonio oculto en el extranjero
Madrid, Europa Press
25/ago/18 10:46 AM
eldia.es
Margarita Robles./Eduardo Parra - Europa Press

El Gobierno respetará y, en la medida de sus posibilidades, colaborará con la justicia en las decisiones que ésta pueda adoptar en relación con las grabaciones del excomisario de policía José Manuel Villajero a Corinna Larsen, quien fuera amiga íntima del rey Juan Carlos y que afirma en esos audios que el rey emérito posee patrimonio oculto en el extranjero.

En una entrevista periodística, la ministra de Defensa, Margarita Robles, asegura que el Ejecutivo será respetuoso con las decisiones que tome el juez tras las supuestas revelaciones de Corinna.

"El Gobierno va a respetar siempre lo que hagan los jueces y cualquier decisión que tomen la respetaremos y, en la medida de nuestras posibilidades, colaboraremos con la administración de justicia, como es la responsabilidad de cualquier gobierno", ha contestado Robles a la pregunta de si el Ejecutivo teme que un juez pueda llamar a declarar a Corinna.

EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Esas grabaciones, difundidas por los diarios digitales Okdiario y El Español, están ya en manos del juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, que investiga la veracidad de las afirmaciones de Corinna.

Corinna Larsen se entrevistó en Londres en 2015 con Villarejo, por mediación del expresidente de Telefónica Juan Villalonga, en un encuentro de unas dos horas que fue grabado por el policía sin que ella aparentemente fuese consciente.

En esa reunión, Corinna afirma que Don Juan Carlos tiene cuentas en Suiza a nombre de su primo Álvaro de Orleans y del abogado Dante Canónica, insinúa que el rey emérito la usó de testaferro y le acusa de cobrar comisiones por mediar a favor de empresas españolas en la adjudicación de contratos millonarios.

La consultora afincada en Mónaco les cuenta a ambos que estaba viviendo una "pesadilla" porque el rey Juan Carlos había colocado diversas propiedades en Marruecos y otros lugares fuera de España a su nombre y se las estaba reclamando, pero ella se oponía porque si las devolvía poniéndolas a nombre de terceros incurría en un delito de blanqueo.

"Me está poniendo una presión bárbara para que le devuelva esas cosas, pero si lo hago vulnero la ley y puedo ir a la cárcel", añade en la grabación, desvelada por El Español y OK Diario, en la que ella señala que la utilizan como testaferro dado que en Mónaco no es preceptivo hacer declaración patrimonial, "lo han hecho con dos o tres cosas y están poniendo muchísima presión".

En otro momento de la conversación, la empresaria señala que estas presiones son para que ponga las propiedades a nombre del primo del rey emérito Álvaro Orleans de Borbón, quien ya estaría asumiendo ese papel, siempre según las palabras de Corinna. "Ahora están tratando que yo pase estas cosas a Álvaro a través de Dante (señala en relación al abogado Dante Canónica). Están haciéndome la guerra porque yo no quiero cometer un delito", asegura.

Corinna desvela asimismo a sus interlocutores en ese encuentro que el Rey Juan Carlos recibió una parte de los 100 millones de euros que el consorcio de empresas españolas que se hizo con el contrato del AVE en Arabia Saudí entregó en forma de comisión a la intermediaria del proyecto, la iraní Shahpari Zanganeh.