Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La pensión media crece un 3,4% en Canarias en septiembre y se sitúa en 878,76 euros leer
CASO ENREDADERA

"Enredadera" ofreció globos aerostáticos a la Guardia Civil para vigilar el Estrecho

Valladolid, EFE
13/ago/18 12:03 PM
eldia.es

Dos de los detenidos en la operación Enredadera contra la corrupción compartieron información sobre sus contactos en el Ministerio del Interior para tratar de acceder a contratos de la Guardia Civil, en concreto al suministro de globos aerostáticos para controlar la frontera en el Estrecho de Gibraltar -Frontex-.

Así consta en una conversación interceptada por la Policía Nacional e incluida en el sumario del caso Enredadera, al que ha tenido acceso Efe, en la que dos representantes de empresas supuestamente vinculadas a la trama corrupta, Roberto Legazpi y José Alberto Bueno, hablan sobre este proyecto.

Fue a finales de 2016 cuando ambos comenzaron a hablar de la vía de negocio que se abría con el Ministerio del Interior por el proyecto que tenían para utilizar globos aerostáticos como parte del dispositivo de vigilancia de la migración ilegal en el Estrecho.

En esa conversación, Bueno pregunta a Legazpi con quién trata él de la Guardia Civil, a lo que su interlocutor responde que "con los tres asesores de Zoido" -exministro del Interior- y "con el director general" -en referencia a José Manuel Holgado-, que por esas fechas llevaba únicamente un mes en el cargo.

Legazpi, representante de la empresa Gespol, dice en ese diálogo que desde la Guardia Civil le han pedido "una presentación en papel de los globos" y que "les van a pedir una oferta formal y la posibilidad de ver algún globo".

En ese momento, su interlocutor le apunta que "para verlo hay que ir a Israel, que es más barato", a lo que Legazpi le añade que su colaborador y uno de los considerados por los investigadores como conseguidor de la trama en Galicia Pablo Ingunza les ha 'vendido' en la Guardia Civil como si fuesen Sacyr "porque para pelear con Indra y GMV necesitan ser grandes".

Sobre este mismo asunto, el sumario incluye en un oficio sobre la evolución de las investigaciones y los pinchazos telefónicos que detalla que los integrantes de la trama dicen mantener contactos con un capitán y un teniente coronel de la Guardia Civil con responsabilidad en el Frontex, por lo que ven una "nueva línea de negocio" en los planes de desplegar globos aerostáticos "para Ceuta y Melilla".

En concreto, aluden a reuniones desarrolladas en la sede de la Dirección General de la Guardia Civil, en la calle Guzmán El Bueno, con la participación de Roberto Legazpi y Pablo Ingunza.

Esa conversación se desarrolla el 22 de febrero de 2017 y coincide en las fechas con el balance del proyecto Closeye, centrado en el uso de nuevas tecnologías para la vigilancia de la inmigración irregular, que realizó el propio director de la Guardia Civil en Málaga.

Ese mismo día, Roberto Legazpi habla con otra persona, identificada por la Policía como "Fernando", que le dice que le tiene que explicar "lo de GMV" -otra de las empresas potencialmente suministradoras de los globos aerostáticos- "para saber con quién tiene que hablar".

Legazpi le indica que ha visto en Telemadrid un reportaje sobre la existencia de una subvención europea que ya sabían ellos de hace dos años para el Ministerio del Interior y "hay que plantear proyectos".

CASO ENREDADERA