Nacional

Calviño se estrena hoy en un Eurogrupo que busca dar carpetazo al rescate de Grecia

Bruselas, Europa Press
21/jun/18 7:13 AM
eldia.es
Calviño con el vicepresidente de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis./Horst Wagner (EFE)

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, participará este jueves en su primera reunión de titulares de Finanzas de la eurozona (Eurogrupo), cuyo principal objetivo será conseguir un acuerdo para cerrar la cuarta y última revisión del rescate de Grecia y abrir la puerta para la conclusión del mismo en agosto.

Casi tres años después de que los líderes europeos pactasen los términos un tercer programa de asistencia técnica para Atenas, los ministros se reúnen en Luxemburgo con la principal tarea de dar por concluido el rescate. Desde entonces, los acreedores europeos de Grecia han inyectado ya 46.900 millones de los 86.000 previstos a la economía helena.

En este contexto, los ministros buscarán un acuerdo en tres frentes, que son cerrar la cuarta revisión del programa, pactar un paquete para reestructurar la deuda pública griega y fijar un mecanismo de vigilancia "reforzada" para los próximos años.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha asegurado este miércoles en una rueda de prensa que Grecia ya ha completado las 88 medidas que debía adoptar para dar por cerrada la última revisión del programa, por lo que no se esperan problemas para que el Eurogrupo de luz verde a un nuevo desembolso para Atenas.

Este dinero se utilizará para crear una reserva de efectivo de unos 20.000 millones de euros que dure hasta finales de 2019 o principios de 2020, según han precisado fuentes comunitarias. Para lograrlo, el desembolso seguramente superará los 12.000 millones de euros, aunque todavía no se han dado oficialmente las cifras concretas ALIVIO DE LA DEUDA

La gran meta es poder permitir que Grecia salga a los mercados el próximo 20 de agosto, cuando terminará el programa. Para ello, los ministros intentarán alcanzar un acuerdo sobre un paquete de medidas para reestructurar la deuda pública --que en abril ascendía al 178,6% del PIB--, aunque en ningún caso se aplicará una quita.

Los países de la eurozona llevan meses trabajando a nivel técnico en este paquete, que incluirá previsiblemente una extensión de la amortización de los préstamos concedidos por sus socios europeos. También se valora utilizar el dinero restante del rescate para recomprar títulos de deuda pública helena.

Un acuerdo sobre las medidas para reestructurar la deuda pública griega también podría convencer al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que participe en el rescate mediante un desembolso propio, puesto que hasta ahora su contribución se ha limitado a ofrecer asistencia técnica.

VIGILANCIA "REFORZADA"

El tercero de los elementos en la mesa de los ministros es el futuro marco de vigilancia que se aplicará a la economía griega. Durante los últimos meses se ha llegado incluso a especular con la posibilidad de que los socios del euro acordasen una nueva línea de préstamos, una opción que Bruselas siempre ha rechazado porque podría entenderse como un nuevo rescate.

El Ejecutivo comunitario ha planteado ejercer una vigilancia "reforzada" sobre Grecia una vez se termine el programa de asistencia financiera. Este modelo implicaría visitas trimestrales de sus equipos y de los del Mecanismo Europeo de Estabildad (MEDE), frente a las semestrales que tienen lugar en los demás países que fueron rescatados en su momento.

"El fin del programa es sólo el principio. Lo que realmente importa es que Grecia siga en la senda de las profundas reformas estructurales par fortalecer sus instituciones y su economía. Y lo que importará para la confianza de los mercados e inversores es que Grecia siga teniendo unas políticas fiscales responsables", ha destacado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Por su parte, Moscovici ha mostrado su confianza en que el Eurogrupo consiga poner fin a ocho años de asistencia financiera para Grecia y que el país pueda concluir "positivamente" su tercer rescate. "Esto quiere decir poder financiarse solo, atraer inversiones y reducir el desempleo de manera significativa. En resumen, abrir un nuevo capítulo", ha explicado.