Nacional
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer
PP CONCILIACIÓN

Rajoy alerta de quien promete con "cheques sin fondos" cosas que no cumplirá

Zaragoza, EFE
24/feb/18 13:20 PM
eldia.es
Javier Cebollada (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desconfía de quienes hacen propuestas "sin contar cómo las van a pagar", a no ser que sea con unos "cheques sin fondos", y que es algo que él ve todos los días en quienes hacen promesas sobre pensiones, renta mínima o vivienda gratis que no cumplirán.

Rajoy ha participado hoy en Zaragoza en el acto de clausura de la Convención Nacional sobre Familia y Conciliación organizada por el PP y que ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y del vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto.

"Si España vivió la peor crisis económica de su historia, que estuvo a punto de llevarse todo por delante, fue por la irresponsabilidad de quienes prometían lo que no podían cumplir", ha recalcado el presidente de España, quien ha alertado a los ciudadanos de quienes prometen que van a gastar más dinero pero bajando los impuestos, porque "les están engañando".

Y ha considerado que "algunos", sin citar a nadie, tienen un "enemigo implacable" que se llama realidad y que si la sociedad creyera sus promesas caería de nuevo "en el pozo, pero esta vez en uno más profundo".

Rajoy ha advertido de que hoy España se enfrenta a una "mezcla letal" para el país: "Al socialismo se une el populismo en diferentes versiones y, cuando no, se juntan con la nueva política, que no es otra cosa que el tacticismo y el oportunismo de toda la vida".

Entretanto, Rajoy ha confesado que su tarea es "la de siempre", trabajar con seriedad y firmeza y "generar oportunidades donde otros crean frustración".

El presidente ha recordado que en sus cinco años de Gobierno se ha superado la peor crisis de la historia reciente de España, en los que el Estado de Bienestar "estuvo en riesgo". El PP, ha dicho, consiguió salvarlo y eso es algo de lo que se siente especialmente orgulloso.

También ha reconocido el esfuerzo que tuvo que hacer la sociedad española, que no se rindió, y que sirvió, entre otras cosas, para recuperar más de dos millones de empleos destruidos por la crisis.

Rajoy es consciente de que "queda mucho por hacer" pero considera que "no hay muchos que sepan hacerlo", en tanto en cuanto "gobernar es tomar decisiones, no comentarlas", que es a lo que se dedica, a su juicio, "buena parte de la clase política de este país estos últimos días".

Además, ha considerado que las mujeres han sido "las protagonistas" de esta recuperación, y el PP, frente a quienes defienden la igualdad "con discursos", pelea por ella "con decisiones".

"Unos montan el número pero nosotros traemos datos", ha manifestado el presidente, quien ha asegurado que en España se está reduciendo la brecha salarial, "que está en mínimos históricos y es inferior a la de 2011", según informes de Eurostat proporcionados por Rajoy.

Ha insistido en que la familia es una prioridad para su Gobierno, que creó los cheques familiares y que, con el primer indicio de recuperación, bajó los impuestos, algo que pretende seguir haciendo "cuando se pueda", porque hay muchas cosas "que no se pueden hacer en un momento concreto, pero más adelante sí".

Para ejemplificar este interés por las familias y las personas, Rajoy ha hecho hincapié en las medidas adaptadas para favorecer a los parados de larga duración o, para evitar desahucios y cortes de luz.

"Otros hablan mucho, pero las medidas las hemos tomado nosotros; somos el partido del empleo, la familia y la conciliación", ha enfatizado.

Pero como no es suficiente, ha asegurado que este es un buen momento para firmar un pacto nacional por la conciliación y la racionalización de horarios, asunto "primordial" en el que es necesario ponerse de acuerdo para establecer medidas como de la que se ha declarado "partidario", que es que la jornada laboral acabe a las seis de la tarde "con carácter general".

Pero estas cosas, para Rajoy, "no se pueden imponer desde el Gobierno", sino que deben de acordarse entre todos con mecanismos como la flexibilización de la jornada, el teletrabajo o una bolsa de horas para gestionar asuntos propios.

PP CONCILIACIÓN