Santa Cruz de Tenerife

Susana Díaz y el sector de la aceituna de mesa abordan los aranceles impuestos por EEUU

Sevilla, Europa Press
28/nov/17 7:45 AM
eldia.es
Miguel Ángel Molina (EFE)

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tiene previsto reunirse este martes con representantes del sector de la aceituna negra de mesa tras conocerse la semana pasada el planteamiento del Gobierno de EEUU en relación con la imposición de los aranceles extraordinarios a empresas que exporta este producto.

El encuentro de la presidenta tendrá lugar a las 11.30 horas de este martes en el Palacio de San Telmo, en la ciudad de Sevilla, según ha informado la Oficina del Portavoz de la Junta.

Desde Bruselas, donde realizó un viaje institucional la semana pasada, Susana Díaz dijo confiar en que la coordinación entre el Gobierno central, la administración andaluza y la Comisión Europea permita una solución para el sector de la aceituna negra de mesa ante el litigio planteado por la administración de Donald Trump en relación con las subvenciones.

Además, este asunto fue abordado en la reunión que la presidenta mantuvo con la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström. Según destacó, la jefa del Ejecutivo andaluz la disposición de ésta en relación a esta circunstancia está siendo "total".

Susana Díaz manifestó que el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodríguez Sánchez Haro, ha mantenido conversaciones con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, para abordar la situación tras el establecimiento provisional de aranceles por parte de la administración estadounidense y que, de hecho, mantendrán una reunión el día 5 de diciembre.

Junto a ello, Sánchez Haro mantuvo el pasado miércoles una reunión con representantes del sector para analizar la situación, en la que participaron el presidente de la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) y de la compañía Aceitunas Camacho, Carlos Camacho, y responsables de otras de las dos empresas más directamente afectadas, José Ignacio Montaño de Agrosevilla y Francisco Escalante de Aceitunas Guadalquivir.

Durante la misma, Sánchez Haro reiteró que las ayudas que recibe el sector de la aceituna negra de mesa son "completamente legales", de ahí que la imposición de aranceles extraordinarios por parte de EEUU a empresas andaluzas que exportan este producto es "una absoluta injusticia".

Explicó que se van a analizar las medidas tomadas por EEUU y sus posibles consecuencias "de forma coordinada entre la Junta, el Gobierno de España, la Comisión Europea y el propio sector" y destacó que estas medidas no son todavía definitivas, por lo que "todavía hay margen de maniobra".

A su juicio, si bien los aranceles aplicados no son elevados, "prejuzgan la cuestión y podrían estar poniendo en entredicho el sistema europeo de ayudas", con lo que estaría en entredicho la propia Política Agraria Común (PAC) comunitaria.

El consejero ha recordado que las ayudas de la PAC son desvinculadas de la producción y no específicas al sector, "por lo que no se producen las distorsiones al comercio" que han denunciado dos empresas californianas productoras de aceituna negra.

"Nosotros defendemos estas ayudas y hemos aportado toda la documentación para demostrar que son ajustadas a derecho", señaló, al tiempo que señaló que desde la Junta "se está haciendo un trabajo ingente".

El consejero ha expresado su confianza en que "el buen trabajo de coordinación" que se está llevando a cabo dé finalmente sus frutos. "Primero porque tenemos razón y segundo porque consideramos que lo que intentan las empresas estadounidenses es aprovechar una ventaja competitiva que puede darse si se establecen aranceles como en este caso a nuestras empresas", advirtió.

Asimismo, anunció que el próximo 4 de diciembre tendrá lugar una reunión en el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, por lo que confía en que "el trabajo conjunto del sector y de las tres Administraciones tenga frutos positivos y el resultado haga justicia a la realidad de unas ayudas legales".

El litigio se inició después de que dos empresas de EEUU solicitaran en junio que se impusieran derechos antidumping y antisubvención cuya aplicación supondría en la práctica el cierre de este mercado para las aceitunas negras andaluzas. Esta medida podría prolongarse durante cinco años, con una pérdida estimada de 350 millones de euros, cantidad que se duplicaría hasta alcanzar los 700 millones de euros si hubiese una prórroga y el cierre se extendiera durante un segundo lustro.

Las exportaciones de aceituna negra de España a EEUU suponen un 36 por ciento en volumen, con 32.000 toneladas en 2016 y un valor de 70 millones de euros al año. Se da además la circunstancia de que este producto ya cuenta con los aranceles más altos para la entrada en EEUU, además de obras barreras no arancelarias.