Nacional

Madrid rinde homenaje a Lucrecia Pérez 25 años después de su asesinato

Madrid, EFE
16/nov/17 11:58 AM
eldia.es

El Ayuntamiento de Madrid recuerda a Lucrecia Pérez veinticinco años después del crimen racista sucedido el 13 de noviembre de 1992 en el distrito madrileño de Aravaca a manos de un grupo de extrema derecha.

Lucrecia Pérez fue la primera víctima oficialmente reconocida de xenofobia en el Estado español.

El acto central de homenaje a Lucrecia Pérez tendrá lugar el próximo domingo 19 de noviembre en el Centro Cultural Moncloa, con el apoyo de la Embajada de la República Dominicana en España.

Será un recital en recuerdo a Lucrecia Pérez en el que participarán artistas dominicanos, afroespañoles, españoles y árabes, según una nota de prensa del Consistorio madrileño.

Están confirmadas las actuaciones del cantautor Jay Rivera, Rojo Cancionero, Astrid Jones&The Blue Flapes, Sergio Torres y Houssan Hammoumi.

Para honrar la memoria de Lucrecia Pérez, el Ayuntamiento de Madrid ha organizado diferentes eventos durante el mes de noviembre.

Los actos comenzaron el pasado domingo 12 de noviembre con la inauguración de un mural de homenaje a Lucrecia Pérez y una ofrenda en la plaza de la Corona Boreal de Aravaca, un espacio de reunión para las mujeres dominicanas, en su mayor parte trabajadoras domésticas, en sus días libres.

El 14 de noviembre el Pleno del distrito de Moncloa-Aravaca aprobó por unanimidad trasladar a la plaza de la Corona Boreal, en el centro de Aravaca, el monumento a Lucrecia Pérez para facilitar su recuerdo.

Hasta el próximo 19 de noviembre, en el Centro Cultural Moncloa se podrá visitar una exposición sobre el asesinato de Lucrecia, que aún hoy es una de las principales referencias simbólicas de la lucha contra el racismo dentro del Estado.

Lucrecia Pérez tenía 33 años cuando fue asesinada a tiros por un guardia civil fuera de servicio, escoltado por tres adolescentes.

El crimen se produjo cuando la víctima cenaba a la luz de unas velas con otros compatriotas entre las ruinas de la antigua discoteca Four Roses, del barrio madrileño de Aravaca y que decenas de inmigrantes utilizaban como refugio.

Debido a sus connotaciones racistas, el caso del asesinato de Lucrecia Pérez provocó una gran conmoción y rechazo en la sociedad, y los cuatro implicados en el crimen fueron condenados a penas que sumaron 126 años de cárcel.