Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La patronal de VTC, Cabify y Uber darán un servicio gratis el 26 de septiembre leer

Horrach no ha recibido "nunca presión alguna" de la Fiscalía u otras instancias

Palma, EFE
24/feb/17 11:59 AM
eldia.es
El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, a la salida de la Audiencia de Palma./Ballesteros (EFE)

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha asegurado hoy que no ha recibido "nunca presión alguna" desde la Fiscalía General ni de ninguna otra institución en las decisiones que ha adoptado en casos de corrupción.

"No he recibido ningún tipo de presión desde ninguna institución ni de ninguna persona, solo faltaría. Si el responsable soy yo, las decisiones las tomaré yo y exclusivamente yo", ha afirmado hoy Horrach, en declaraciones realizadas en Palma.

"De parte de la Fiscalía General y otras instituciones públicas no he recibido nunca presión alguna", ha insistido.

A lo largo de su trayectoria profesional, Horrach sí que ha sido objeto de insultos y de alguna amenaza puntual, le han enviado "varias cartas de contenido pseudoamenazante" y en una ocasión recibió una carta en su domicilio que puso en conocimiento de la Policía Nacional, ha detallado.

El fiscal Anticorrupción las atribuye a "determinadas investigaciones" y señala que estaban "focalizadas en determinados investigados".

En concreto, en relación con el caso Nóos, por el que fue juzgada la infanta Cristina en contra de su criterio y mediante una acusación formulada en solitario por el sindicato Manos Limpias, Horrach ha recibido presión procedente de los medios.

"El hecho de que sea un caso tan mediático no ayuda y sientes la presión de los medios de comunicación y así ha sido", ha indicado.

"Desde el momento que adopté la posición que adopté en cuanto a la imputación de la infanta, precisamente algunos medios de comunicación me han tachado de corrupto en adelante. Sientes presión, pero no derivada de la propia institución de la Fiscalía", ha recalcado.

Horrach no cree que esa percepción sobre él vaya a cambiar porque ayer solicitó que se aplicara una medida cautelar de prisión provisional eludible mediante fianza de 200.000 euros contra Iñaki Urdangarin tras su condena. "Lo dudo porque cuando se ha instalado un prejuicio social, es muy difícil erradicarlo y en este caso entiendo que se han instalado de una manera tan contundente que es muy difícil reconducir la situación", ha señalado.