La Laguna
LO ÚLTIMO:
Detenido un hombre por violación en el sur de Tenerife leer

Las carrozas de Tegueste: un símbolo de arte, esfuerzo e implicación

La Villa ultima los detalles de las carrozas para la Cabalgata que se celebra durante las Fiestas en Honor de la Virgen de Los Remedios, una tradición recuperada en 1987 y que este año cumple 31 años celebrándose de manera consecutiva.
El Día
13/ago/18 6:16 AM
Edición impresa
 

Desde el pasado mes de junio, diferentes asociaciones de Tegueste, colectivos de varias Carretas y decenas de personas de la Villa ocupan su tiempo libre en mantener viva una de las tradiciones que hace ya algunos años se recuperó para las Fiestas en Honor de la Virgen de Nuestra Señora de Los Remedios, copatrona de la Villa: la Cabalgata de Carrozas. Una tradición y un trabajo que, gracias a la implicación de los y las jóvenes y los colectivos de la Villa, tiene su futuro asegurado.

El interés que tanto jóvenes como mayores tienen por recuperar y mantener vivas las tradiciones de Tegueste surge de forma espontánea y, cada año, permite disfrutar de eventos singulares y representativos de la Villa. Es fácil hacerse una idea de cuánto valora la vecindad el legado histórico que sustenta su idiosincracia y sus sentimientos identitarios con ejemplos como la Librea de Tegueste y sus carrozas.

Las carrozas de Tegueste en homenaje a la Virgen de Los Remedios se recuperó para las fiestas de septiembre en el año 1987 y, desde entonces, no se ha dejado de celebrar ni un año la cabalgata de carrozas ni la batalla de flores, dos actos en donde las carrozas son las indiscutibles protagonistas. Una tradición que este año cumple 31 años celebrándose de manera consecutiva, más de un cuarto de siglo sin faltar a su cita con los vecinos y vecinas del municipio.

A mitad del siglo pasado ya se hacían carrozas en Tegueste para las fiestas, al igual que se hacían en todo el norte de Tenerife. De hecho, en el Archivo Municipal de la Villa se conserva un documento fotográfico del año 1956 en el que se observa una de estas carrozas frente a la iglesia de San Marcos y sobre la cuál "viajaban" la reina de las fiestas de dicho año con su corte de honor. Entonces, eran carrozas que se adornaban con papel; ahora los materiales han cambiado, pero el concepto sigue siendo el mismo.

Este año está previsto que participen un total de nueve carrozas, obras de arte en movimiento que recorrerán las calles del casco teguestero los días 8 y 10 de septiembre. Sobre ellas, caracterizados según la carroza en la que vayan, desfilarán la reina de las fiestas con sus respectivas cortes, la reina y mister infantil de Los Remedios 2018, las reinas de las fiestas de los diferentes barrios y la Romera Mayor de las Fiestas de San Marcos, todos ellos acompañados por niños y jóvenes de la Villa.

La Cabalgata de Carrozas, el día 8 de septiembre, es uno de los actos más esperados de las Fiesta de Los Remedios en Tegueste, porque son muchas las familias del pueblo implicadas en su elaboración, pero también por su vistosidad, algo que atrae a muchos visitantes, ya que al celebrarse ya entrada la noche la iluminación de los motivos de cada una de ellas las hace espectacular.

El otro acto donde se podrá disfrutar de las carrozas es la Batalla de Flores, que tendrá lugar el día 10. Ese día, decenas de niños y niñas lanzan miles de pétalos de flores, que se deshojan esa misma mañana, y caramelos de una carroza a otra y al público.

Este año, los motivos con los que se han engalanado las carrozas hasta convertirlas en ilusiones de madera y papel son muy variados, con alegorías como "Roma", "Grecia", "The Sugar World", "Egipto faraónico", "Tailandia", "Juego de Té" o "Disney", entre otras.

Con mucho arraigo

Las Fiestas de Los Remedios están arraigadas en el corazón de todos los teguesteros, porque con su celebración se rememora su identidad como pueblo, su pasado histórico y sus tradiciones más hondas. Su patrocinio ha ejercido, desde hace siglos, como verdadero alivio frente a los males y amenazas de la más diversa índole. Con el transcurso de los años se ha ido moldeando la configuración actual de la fiesta que, si en su origen fue eminentemente religiosa, ha ido enriqueciéndose con actividades de carácter cultural, deportivo y lúdicos.