La Laguna

Candelaria reclama a El Rosario una deuda de 18.347 euros

Se trata de una deuda por intereses de demora vinculada al plan Secot de impulso de la administración electrónica, que no se ejecutó.
El Día, El Rosario
28/oct/15 6:47 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Candelaria ha notificado al de El Rosario la reclamación de una deuda por valor de 18.347,69 euros en concepto de intereses de demora de una subvención concedida por el Ministerio de Industria en 2008 a ambas corporaciones locales y que, en el caso de El Rosario, con el anterior regidor, Macario Benítez, al frente, no justificó ya que nunca se llegó a ejecutar el proyecto subvencionado.

"Secot: impulsando la administración electrónica en nuestra seguridad y nuestro comercio", proyecto firmado en 2008 por el entonces alcalde de Candelaria, José Gumersindo García, y la primera teniente de alcalde de El Rosario, Ana Lupe Mora, se benefició de una subvención de 300.000 euros y tenía el objetivo de mejorar la calidad de los servicios digitales ofrecidos a la ciudadanía y las empresas de ambos municipios.

Sin embargo, el proyecto en El Rosario nunca se llevó a cabo, por lo que ahora el Ayuntamiento de Candelaria reclama la citada deuda en concepto de intereses para, a su vez, ingresarlos a la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias.

Cabe destacar que en 2012 el Ayuntamiento de El Rosario ya debió afrontar la devolución de su parte de la subvención concedida al municipio y que ascendía a 91.566 euros, quedando aún por abonar los referidos 18.347,69 euros en intereses de demora.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, consideró "lamentable que el ayuntamiento deba gastarse un dinero que por otro lado nos reclaman de forma totalmente lícita, por la ineficacia y falta de gestión de algunos miembros del equipo de gobierno anterior".

Asimismo, subrayó que "no se trata de denunciar la inacción del anterior gobierno a la hora de gestionar el dinero público. No tengo ningún afán revanchista, pero sí quiero que los vecinos sepan, de primera mano, en qué nos vemos obligados a gastar parte del dinero".