La Laguna

Jardina: tan cerca y tan lejos de La Laguna

El barrio que marca el límite con Santa Cruz se queja del abandono que, históricamente, ha sufrido por parte del ayuntamiento, a pesar de que está a apenas cinco minutos del centro.
O. González
4/ene/15 1:15 AM
Edición impresa

P roblemas con la señal internet, con la tensión eléctrica, con la red de aguas pluviales, con el transporte... La lista de quejas -y demandas- de Jardina puede que sea una de las más amplias de cuantos barrios tiene La Laguna. El abandono "histórico" -por razones políticas, dicen- que ha sufrido a lo largo del tiempo hace que ahora sus reclamaciones se acumulen.

Y de ellas está dando buena cuenta la nueva junta directiva de la asociación de vecinos La Asunción, constituida en agosto de 2014 y que trata de "ponerle las pilas" al Ayuntamiento lagunero.

Uno de las principales reivindicaciones de los vecinos tiene que ver con la canalización de las aguas pluviales. El problema arranca desde La Asomada, en la parte alta del barrio, debido a la falta de limpieza del barranquillo que conducía el agua hacia el barranco de Tahodio.

La ausencia de un conducto natural motiva que el agua de la lluvia discurra por la empinada carretera y provoque daños en las casas, como ocurrió el pasado mes de noviembre. Y todo ello a pesar de la limpieza por parte del consistorio de la pequeña acequia que existe desde hace años.

El colectivo vecinal pide por ello la instalación de más imbornales a lo largo de la vía -los que hay no son suficientes- para mitigar así los efectos de la escorrentía.

Y en la zona de La Asomada se localiza otra de las demandas ciudadanas: un mirador. Consideran los vecinos que las vistas que hay desde allí hacia el Valle de Tahodio y hacia el resto del Macizo deberían aprovecharse como punto de reclamo turístico. También piden, en este sentido, una mejor señalización de los senderos, muy transitados por los visitantes.

Otra de las quejas de los vecinos tiene que ver también con esta parte alta de Jardina, a la que no llega el servicio de guagua, ni pública ni escolar, y la basura solo se recoge una vez a la semana. "Los niños y los mayores tienen que recorrer unos 600 metros desde donde los deja el transporte hasta sus casas", lamentan los miembros de La Asunción.

Por no tener esta zona no tiene ni la tensión eléctrica suficiente. "Apenas llega a los 200 voltios", comenta uno de los dirigentes. "El ayuntamiento dijo que hablaría con Unelco-Endesa, pero no se sabe nada", precisa.

Las demandas ciudadanas también tienen relación con la única zona deportiva que hay en el barrio, la pequeña cancha de deportes. Según comentan desde La Asunción, existe el compromiso para su rehabilitación integral. De momento se están enfoscando las paredes, pero el suelo del polideportivo mantiene sus baldosas.

La mejora de esta infraestructura del barrio debería incluir también la de la capilla de la Cruz de La Fogalera, cuya puerta de hierro se sostiene ahora con unos alambres, y la de la pequeña plaza en la que se ubica, con problemas de drenaje.

Otra de las reclamaciones de los vecinos de Jardina tiene como objeto la reordenación del tráfico. Consideran necesario un desdoblamiento del camino principal para evitar así los constantes accidentes de tráfico que se producen como consecuencia de la estrechez de la carretera. En algunas partes no caben dos coches a la vez.

La vía que proponen partiría desde la plaza de la Iglesia, ascendería por el cauce del barranco, una vez canalizado, y finalizaría en la trasera del antiguo campo de lucha. La idea es que la vía alternativa se use en sentido subida y el Camino de Jardina en el opuesto.

Precisamente, en la plaza de la Iglesia está otro de los compromisos que, de momento, no ha cumplido el ayuntamiento. La asociación insiste en que ya debía haberse conocido el boceto de proyecto para reorganizar este espacio, que incluye el desplazamiento del parque infantil, la creación de aparcamientos y el derribo de la vieja pérgola (hecha por los vecinos en los años 80), entre otras actuaciones.

Jardina

El barrio de Jardina se sitúa a unos 3,5 kilómetros al nordeste de la capital municipal y a una altitud media de 673 msnm. Marca el límite del municipio de La Laguna con el de Santa Cruz por la zona de Tahodio.

Población

En la actualidad, Jardina cuenta con unos 1.600 habitantes, una población que ha ido aumentado, poco a poco, en los últimos años.

Accesos

Se llega al barrio principalmente a través de la carretera Vía de Ronda TF-13 y del Camino de Las Mercedes.

Fiestas

Jardina celebra las fiestas de Nuestra Señora de La Asunción en la primera quincena de agosto, justo antes de los festejos de la Virgen de Candelaria. Y aunque no se considera una fiesta, enrama la Cruz de La Fogalera el Día de la Cruz.

LA RADIOGRAFÍA