Jornada Deportiva

El más visto de la historia

La victoria de España frente a Rusia y el consiguiente pase a la final congregó el jueves en torno al televisor a 12,8 millones de espectadores, un 72,7% de cuota de pantalla. Los canarios, los segundos que más vieron el partido.
COLPISA, Madrid
28/jun/08 10:46 AM
Edición impresa

Fue el partido de fútbol más seguido desde que se miden las audiencias, pero no alcanzó la prórroga y los penaltys contra Italia. La victoria de España frente a Rusia y el consiguiente pase a la final de la Eurocopa contra Alemania (domingo, 19:45 horas), congregó el jueves en torno al televisor a 12,8 millones de espectadores, un 72,7% de cuota de pantalla, y volvió a dar a Cuatro una de las noches más memorables de la pequeña pantalla.

El encuentro atrapó de forma masiva tanto a hombres como a mujeres, de todas las edades -sobre todo de entre 13 y 24 años- y estractos sociales.

La audiencia media del partido contra Rusia superó al de Italia de cuartos de final de la Eurocopa (11,5 millones, un 68% de "share"), pero se quedó por detrás del tiempo extra contra la selección transalpina (14,1 millones, un 72,1%), del festival de Eurovisión de 2002 con Rosa López (14,3 millones, un 85,2%) y de los afortunados penaltys contra Italia, que encabeza la clasificación de las emisiones más vistas de la historia hasta la fecha (a la espera de la final contra Alemania), con 15,3 millones de televidentes y un 77,5% de cuota de pantalla.

El minuto de oro de la emisión (un dato simbólico) se registró a las 21:26 horas, cuando más de 17 millones de espectadores, el 84,1% de la cuota de pantalla, celebró el tercer gol de España que certificaba el paso triunfal a la final de la Eurocopa. Mientras que en el encuentro contra Italia, los 60 segundos más vistos fueron durante el quinto penalty lanzado por Fábregas, cuando más de 16 millones (un 81,5%) estuvieron sentados delante del televisor.

Por comunidades, al igual que el encuentro de cuartos, la audiencia madrileña lideró el ranking con una media de cuota de pantalla del 81,5%, seguida de la canaria (80,4%), castellano manchega (79,1%) y asturiana y murciana (77,4%, respectivamente). A gran distancia se quedó la audiencia gallega (69,5%), del País Vasco (63,3%) y Cataluña (60,9%, 20 puntos menos que los madrileños).

La competencia, barrida

Como es lógico, los abrumadores datos del España-Rusia auparon la audiencia de Cuatro a máximos históricos, con una media diaria de "share" del 26,2%, frente al 15,5% de Telecinco, el 13,1% de La 1, el 11,6% de Antena 3 y el 4,9% de La Sexta. Asimismo, la cadena de Sogecable acabará el mes de junio con las mejores cifras desde su nacimiento en noviembre de 2005, con el 12,3% de cuota de pantalla, cuando el pasado mayo concluyó con el resultado más bajo de los últimos cuatro meses: el 7,8% de "share".

Las doce horas de programación que Cuatro dedicó al España-Rusia socavó la audiencia de los espacios de tarde de la competencia, pero, sobre todo, la de los informativos, series y películas que las otras cadenas emitieron en su lugar.

"Los Serrano" le plantó cara

En el caso de los informativos de La 1, Antena 3 y Telecinco, por ejemplo, las cuotas de pantalla apenas alcanzaron entre el 5,8 y el 4,5%; "Escenas de matrimonio", en Telecinco, logró el 7,2% de "share"; "Al pie de la letra" (Antena 3) el 1,5%; "Las claves del caso Wanninkhof" (La Primera) el 11,3%; y "La Tira" de La Sexta el 0,6% de cuota de pantalla.

Asimismo, el efecto cadena del post partido -logró cerca de 10 millones, un 51,5% de "share"- mejoró la audiencia de dos series de Cuatro: "Californication" y "Weeds", con un 11,5 y un 16,2% de cuota de pantalla, respectivamente. Sólo "Los Serrano" plantó a cara al post partido, con más de 3 millones de espectadores, un 19% de "share".

También en el país rival de mañana en la final de la Eurocopa, Alemania, el encuentro de España emitido por la cadena pública ZDF fue el más visto de la competición europea, eso sí, en el que no jugara la selección germana. El partido fue seguido por más de 19 millones de espectadores, lo que supone una cuota de pantalla del 60%. Ahora falta el partido final España-Alemania, que, de seguro, volverá a mejorar los registros de audiencia.