Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer

La UE está a la espera del Reino Unido para constatar avances en el 'brexit'

Bruselas, EFE
14/nov/18 19:19 PM
eldia.es
Sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica) hoy, 14 de noviembre, donde se espera el informe de la primera ministra británica, Theresa May./OLIVIER HOSLET (EFE)

La Unión Europea mantuvo hoy la cautela y prefirió esperar a que la primera ministra británica, Theresa May, logre convencer a los miembros de su gabinete de que apoyen el borrador de acuerdo sobre el "brexit" alcanzado con Bruselas antes de constatar avances "decisivos" en las conversaciones.

Los embajadores de los veintisiete países que permanecerán en el club comunitario se reunieron en la capital belga este miércoles al mismo tiempo que lo hacía el Ejecutivo británico en Londres para conocer el estado de las negociaciones y los planes de contingencia presentados ayer por la Comisión Europea (CE) para hacer frente a un "brexit" sin acuerdo.

Fuentes diplomáticas explicaron a la salida del encuentro, al que no asistió el negociador de la Unión Europea (UE), Michel Barnier, sino su adjunta, Sabine Weyand, que no habían visto el texto del pacto y señalaron que aún quedan "muchas cuestiones abiertas" antes de poder sellar el divorcio entre Londres y Bruselas.

Por su parte, fuentes comunitarias también indicaron que durante la reunión no circuló el texto del acuerdo técnico entre Londres y Bruselas, pero que la Comisión Europea sí comunicó a los embajadores la estructura general del pacto de retirada y el esbozo de la declaración política sobre la futura relación tras el "brexit".

Esas mismas fuentes precisaron que, si el gabinete de May da luz verde durante la reunión que mantiene este miércoles al borrador del pacto, Barnier podría constatar que se ha producido un "progreso decisivo".

Ese "progreso decisivo" en las negociaciones es la condición necesaria para que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pueda convocar una cumbre extraordinaria sobre el "brexit" en noviembre.

En cualquier caso, los embajadores de los Veintisiete volverán a reunirse el próximo viernes, si bien las fuentes comunitarias indicaron que aún no conocen la "sustancia" de lo que se abordará durante esa cita.

Por la mañana, la Comisión Europea no quiso confirmar que se haya alcanzado un acuerdo "técnico" entre Londres y Bruselas.

"La CE también informará a los Veintisiete está tarde. No haremos comentarios sobre las distintas informaciones de prensa de las últimas 24 horas. Informaremos si hay alguna actualización hoy o en los próximos días", declaró el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, durante la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario.

El portavoz recalcó que en la actualidad hay procesos "en marcha" tanto en Bruselas como en Londres.

"Los negociadores de la Unión Europea y el Reino Unido han estado trabajando de forma intensa durante los últimos días para acordar los elementos del acuerdo de retirada y el esbozo de la declaración política sobre la futura relación", dijo.

Downing Street informó este martes de que los equipos negociadores del Reino Unido y la Unión Europea habían pactado un borrador sobre las condiciones de la salida británica de la UE, casi 20 meses después de que Londres invocara el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que inició una cuenta atrás de dos años para la ruptura.

Como reclamaba Dublín, el documento incluye una salvaguarda para evitar el restablecimiento de una frontera física entre las dos Irlandas tras el "brexit", clave para sus economías y el proceso de paz.

Esa cláusula contemplaría que todo el Reino Unido permanezca temporalmente en una unión aduanera con la UE, mientras que se añadirían provisiones específicas para reforzar el alineamiento de Irlanda del Norte con ese área económica y con las reglas del mercado único comunitario.

El problema de la frontera irlandesa era el principal escollo de las negociaciones, aunque el borrador, si es aprobado hoy a nivel político por todos los ministros británicos, deberá ser sometido a una votación de los diputados en el Parlamento de Westminster, donde May no tiene garantizada la mayoría.

La primera ministra británica ya celebró anoche reuniones individuales con los ministros para explicar este borrador de acuerdo.