Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

California sigue en llamas amenazando más de 10.000 hogares y obligando a evacuar a casi 40.000 personas

El área está tan caliente que se ha creado un sistema climático propio.
MADRID, OTR/PRESS
31/jul/18 13:44 PM
eldia.es
Bomberos en el condado de Mendocino, en Lakeport, California (EE.UU.)./Alan Simmons (EFE)

nia arde con varios fuegos que siguen descontrolados tras más de seis días, arrasando bosques, viñedos, poniendo en riesgo a unos 10.000 hogares y obligando a evacuar a cerca de 40.000 personas desde este domingo. Aunque más de 27.000 fueron evacuadas sólo por el incendio 'Carr', el más devastador, unas 10.000 han podido regresar el lunes a sus hogares. Los expertos aseguran que el incendio más potente y grande está creando su propio sistema climático, con fuertes vientos que varían y dificultando saber hacia dónde se extenderá. "Estamos viendo incendios más destructivos y de mayor envergadura a un ritmo que históricamente nunca hemos visto", ha manifestado Jonathan Cox, jefe de batallón regional del Departamento Forestal y Protección contra Incendios de California, según recoge la cadena 'CNN'. Hasta el momento, seis personas han fallecido y otras siete continúan desaparecidas. Unos 12.000 bomberos, helicópteros y numerosos aviones cisterna se enfrentan a las llamas en la decena de fuegos repartidos en diversos puntos del norte de California. El incendio de Cranston, cerca de San Bernardino, ha quemado más de 5.300 hectáreas y ha sido contenido en un 57 por ciento. Un hombre acusado de provocar varios incendios en el condado de Riverside, incluido el incendio de Cranston, fue arrestado el miércoles pasado, según han dicho las autoridades. Los incendios de Ranch and River en el condado de Mendocino han quemado colectivamente más de 30.000 acres hasta el momento. Desde el sábado, el Gobierno federal reforzó la ayuda a California enviando más bomberos y el presidente Donald Trump declaró el estado de emergencia. El gobernador Jerry Brown había reclamado la ayuda el viernes y solicitado aviones militares, refugios y agua para los 30.000 evacuados del condado de Shasta, al norte. Asimismo, ha ordenado a la Guardia Nacional y al Ejército en la reserva para que ayuden a los bomberos desplazados. El lunes apenas se había controlado el 5 por ciento del más dañino de todos. Parece además que la meteorología no va a ayudarles; se esperan altas temperaturas, muy baja humedad y vientos fuertes, los tres ingredientes perfectos para alimentar un incendio. La seca vegetación propia de la región contribuye a propagar las llamas con gran rapidez. Los dos fuegos a ambos lados de los condados de Mendocino y Lake habían quemado siete casas el lunes por la noche junto con unos 277 kilómetros cuadrados de tierra rural. A unos 160 kilómetros al norte, el llamado incendio Carr, el más devastador de todos, ha calcinado más de 800 casas y matado a seis personas. Se ha convertido ya en el noveno incendio forestal más destructivo en la historia del estado, según ha informado Scott McLean, portavoz del Departamento Forestal de California y Protección contra incendios. Este incendio ha destruido hasta primera hora del martes, 818 viviendas, 311 dependencias y dañado otros 165 hogares. En el condado de Lake y en Mendocino se ha advertido a unas 10.000 personas para que huyan, aunque no todos han hecho caso de las advertencias de evacuación y han permanecido en sus hogares tratando de utilizar aspersores y mangueras para refrescar sus propiedades y evitar así que fueran alcanzadas por las llamas. De hecho, cinco personas fueron arrestadas este lunes cerca de la localidad de Redding por tratar de regresar a áreas que habían sido evacuadas. Los bomberos continuaron luchando contra los incendios en toda California, incluido en el Parque Nacional Yosemite y admiten que se trata de una larga lucha contra un fuego inusualmente potente e impredecible. Los evacuados, a medida que trascurren las horas, han debido ajustarse a que su desplazamiento sea temporal, o a que no lo sea en absoluto debido a la posibilidad de que sus hogares acaben calcinados. Entre los seis fallecidos, ha trascendido la identidad del conductor de una excavadora, dos bomberos, y una mujer de 70 años y sus dos bisnietos, de 4 y 5 años, según han confirmado este lunes las autoridades. Tras declararse el gran incendio, informaron de que al menos 16 personas habían desaparecido. De ellos, nueve de los casos han sido resueltos mientras que la Policía continúa investigando la desaparición de otras siete personas, según el diario local 'Redding Record Searchlight'. "No queremos que dé la impresión de que todas estas personas desparecidas han sufrido algún tipo de desenlace trágico", ha aseverado el agente de la Policía de Redding Todd Cogle. "Enviamos oficiales a algunos de estos lugares (donde vivían) y las casas estaban intactas, así que es probable que sólo fueran evacuadas", ha añadido. ESTADO DE EMERGENCIA El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha autorizado al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), en lo que supone la ratificación presidencial de la declaración del estado de emergencia por parte del gobernador. Actualmente hay 89 incendios forestales de grandes dimensiones en 14 estados de Estados Unidos, especialmente en el oeste del país, según datos del Centro Nacional Interagencial contra Incendios. En lo que va del año, los incendios forestales han arrasado cerca de 1,7 millones de hectáreas todo el país, por encima de las 1,5 millones de hectáreas de media quemadas en el mismo periodo de tiempo a lo largo de la última década.