Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Rivera pide a Calviño que explique si empleó una sociedad instrumental para evadir impuestos leer

La ONU dice que 30 niños murieron en un bombardeo de fuerzas afganas en abril

Kabul, EFE
7/may/18 16:44 PM
eldia.es

Al menos 36 personas, 30 de ellos niños, murieron el pasado 2 de abril en un bombardeo de las Fuerzas Aéreas afganas en la provincia norteña de Kunduz, en el que se produjeron además 71 heridos, de acuerdo con un informe sobre el incidente presentado hoy por la misión de la ONU en Afganistán (Unama).

El informe señala que el 2 de abril helicópteros de la Aviación afgana lanzaron una operación aérea contra la localidad de Laghmani, en el distrito de Dasht-e-Archi, en la que emplearon misiles y ametralladoras pesadas durante una ceremonia religiosa junto a una madrasa o escuela coránica.

"A fecha de 7 de mayo, Unama ha verificado 107 víctimas (36 muertos y 71 heridos) (...) de los que 81 eran niños (30 muertos y 51 heridos)", señaló la ONU en su informe, elaborado en base a 90 entrevistas a víctimas, testigos, funcionarios y personal médico, y una misión de reconocimiento al lugar, entre otras fuentes.

No obstante la Unama afirma que recibió "información creíble" de que el bombardeo produjo al menos 122 víctimas (38 muertos y 84 heridos), causando la muerte de 30 niños y heridas a 57.

"Unama advierte de que las cifras presentada en este reporte pueden no ser exhaustivas debido a las exigentes referencias de verificación y las dificultades para conseguir la información", agrega el informe.

El Gobierno afgano informó el 2 de abril de un bombardeo contra una reunión de insurgentes en Dasht-e-Archi y de la muerte en él de 45 insurgentes.

Sin embargo, las denuncias de que el bombardeo se había producido contra una madrasa y las noticias de niños llegando a los hospitales de la capital provincial, Kunduz, llevaron a la apertura de sendas investigaciones por parte del Gobierno afgano y la Unama.

Posteriormente, el Gobierno reconoció un número indeterminado de bajas civiles pero aseguró que perecieron por disparos de los insurgentes y no por el fuego de los helicópteros militares.

"Unama no ha podido confirmar el estatus civil de cada individuo muerto o herido, ni la misión está en situación de determinar la presencia o acciones de líderes o unidades talibanes en el momento del bombardeo", indica el informe difundido hoy.

Según la Unama, el año pasado 3.438 civiles murieron y 7.015 resultaron heridos en Afganistán como consecuencia del conflicto, una cifra ligeramente inferior a las 11.434 víctimas de 2016 (3.510 muertos y 7.924 heridos).