Internacional

Los médicos vietnamitas se dejan sobornar para completar sus bajos salarios

Eric San Juan, Ho Chi Minh (Vietnam), EFE
13/jul/13 13:46 PM
eldia.es

Médicos y enfermeros vietnamitas completan sus escasos salarios en los hospitales públicos, a menudo por debajo de 200 dólares, con sobornos de los pacientes que quieren saltarse las listas de espera u obtener una atención mejor.

Cerca de un 70 % de los médicos y enfermeros de Hanoi reciben algún tipo de pago informal, según un reciente estudio de la Universidad de Medicina de la capital vietnamita.

Otro informe de Transparencia Internacional alerta de que más del 30 % de los pacientes del país asiático admite recurrir a los sobornos para recibir un trato preferente en la clínica.

"El salario base de un médico recién titulado después de largos años de estudio es inferior a 200 dólares y cada tres años puede aumentar alrededor de 50 dólares, aunque eso cambia según los hospitales. Con un sueldo tan bajo no es extraño que otros médicos los acepten", afirma Phúc, una endocrinóloga de 28 años que trabaja en un hospital de Ho Chi Minh (antigua Saigón), al sur del país.

Phúc explica que en muchos hospitales, especialmente al norte del país, los sobornos se dan por hecho y la gente los abona con toda naturalidad.

"Mi marido es del norte y recuerdo que cuando llevamos a su madre al médico tuvimos que pagar 500.000 dongs (25 dólares) de entrada para poder recibir atención adecuada en un hospital público. En el sur del país no es tan habitual pero también ocurre", declara la doctora.

"Muchos pacientes sienten que si no lo hacen no recibirán un trato correcto, pero no debería ser así. Yo sólo acepto regalos en forma de agradecimiento, puede ser algo de fruta, algún objeto y también sobres con dinero, pero siempre después de atenderlos", añade.

Según Transparencia Internacional, los pagos informales van de 2,5 a 250 dólares, en función de la capacidad económica del paciente y de la gravedad de la enfermedad tratada.

En algunos casos excepcionales el enfermo o su familia llegan a desembolsar miles de dólares "como agradecimiento".

"No piden dinero directamente. Pero por ejemplo te clavan la jeringuilla con mucha fuerza al ponerte una inyección para dar a entender que debes pagar. Si has pagado antes, la inyección es más suave y la medicina utilizada es de mejor calidad. Muchos trabajadores sanitarios actúan mal si no reciben un sobre", relata un testigo a Transparencia Internacional.

Este organismo destaca que aunque los obsequios a los médicos en forma de agradecimiento son propios de la cultura tradicional vietnamita, en los últimos años se han multiplicado los pagos previos para asegurar unos cuidados adecuados.

En otro informe realizado por el Centro Vietnamita para la Investigación y el Desarrollo de la Comunidad, un paciente relata que "los doctores ignoran a todo aquel que no les paga por adelantado y simulan que están ocupados".

El problema, que se ha acentuado en los últimos años, no ha pasado inadvertido para el Gobierno, que ha lanzado una campaña en los últimos meses para erradicar estas prácticas.

"Los trabajadores sanitarios no pueden recibir regalos de los pacientes. Si los pacientes pagan a los trabajadores sanitarios, no serán atendidos", rezan los paneles instalados en los hospitales públicos de todo el país.

En la misma línea, el Ministerio de Salud instó hace unos meses a los pacientes a enviar a las autoridades las fotos de los médicos que incurren en prácticas de este tipo.

Sin embargo, la mayoría de las campañas gubernamentales han sido tachadas de "ineficaces" por Transparencia Internacional.

Esta organización considera que los pagos informales son una amenaza para la "igualdad, eficacia y sostenibilidad" del sistema de salud vietnamita.