Gente
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Ya se conoce el orden definitivo de participación de los semifinalistas

Juan Manuel Suárez, de Las Palmas, participará el día 16 con su rumba "Agua de risa", mientras que Rosa López lo hará en la eliminatoria del día 16 con la balada "Mi soledad", de Mileida Cruz.
MARISOL BARROSO, Tenerife
10/sep/04 20:33 PM
Edición impresa

Juan Manuel Suárez llega desde Maspalomas para defender su canción "Agua de risa", compuesta por él mismo. Se trata de una rumba latina cargada de fuerza y optimismo.

Según declara su propio creador, "se trata de un canto a las cosas positivas de la vida, a pesar de todos los defectos que tiene el ser humano".

Aunque nacido en La Isleta, vive desde hace tiempo en Maspalomas, donde desarrolla su trabajo como músico en diversos hoteles y salas de fiesta.

A los cinco años aprendió a tocar el timple y a los 14 ya se había subido a un escenario en un homenaje a Pinito del Oro. Su entusiasmo por el mundo artístico lo acompañó siempre y es por eso que decidió dedicarse a cantar como medio para ganarse la vida.

Se enteró por internet de la convocatoria del festival y decidió probar fortuna. "Es difícil -reconoce Juan Manuel- encontrar certámenes de este tipo en los que se busquen valores nuevos y canciones inéditas. Lo normal es que se pida gente conocida para atraer al público. Pensé que era una buena oportunidad y en tres días grabé la maqueta para presentarla".

Admite que no es un asiduo de los concursos de este tipo, pero que tenía mucha confianza en la canción, ya que era muy "festivalera y alegre".

A lo largo de sus 40 años, ha cultivado diversos estilos musicales, desde el pop en sus comienzos, pasando por la canción protesta, las baladas y el pop-rock con toques latinos, por el que se decanta en la actualidad. No ha estado nunca en Candelaria, pero se siente muy expectante ante su participación en la segunda semifinal, la del día 16, en la que actuará en cuarto lugar. "Es muy importante para mí subirme a un escenario donde todo el público está pendiente de ti y donde realmente puedes demostrar lo que haces. Un tema puede gustar más o menos, pero la gente te presta atención. No tiene nada que ver con el trabajo que hago en hoteles, donde los turistas están de vacaciones y muchas veces ni te miran", afirma.

Juan Manuel es consciente de que la promoción que supone el certamen de Candelaria es muy importante para un artista que está empezando, por eso se siente muy agradecido a la organización por la grabación de los distintos vídeos y la publicidad que se le está dando en los medios: "Estoy contento con el hecho de poder salir ante tantos miles de espectadores. No importa si gano o no. Intentaré disfrutar al máximo cantando y bailando con la coregrafía que tenemos preparada. Será un día muy especial", asegura.

Rosa Pérez López intervendrá en la primera semifinal, del día 15, con la canción "Mi soledad", de la compositora Mileida Cruz.

Es la primera vez que la tinerfeña se presenta a un certamen de este tipo y fue la única cantante que salió del cásting de cantantes realizado en Tenerife, ya que el resto de intérpretes fueron seleccionados mediante las maquetas que habían presentado a concurso.

Afirma que no pensó en que sería elegida de entre tantas personas que se presentaron, pero ahora se siente muy orgullosa de la hazaña lograda: "Tardaron en llamarme, por eso pensé que no había pasado la prueba. Cuando me lo confirmaron estaba loca de alegría. Me adjudicaron una canción que no tenía intérprete y me pareció muy bonita.", reitera esta joven de 26 años, admiradora de la cantante puertorriqueña Olga Tañón .

"Mi soledad", tema que defenderá Rosa, es una balada muy lenta con un estribillo pegadizo y que invita a la reflexión .

Aunque no tenían antecedentes musicales en la familia, tanto Rosa López como su hermana se sintieron desde pequeñas atraídas por la música. Con sólo 17 años entró a formar parte de la orquesta Limonada y hoy es integrante del grupo Melao. Se gana la vida tocando en hoteles, cenas-baile, verbenas y en todos los lugares donde los llamen, aunque admite que no está bien pagado: Se gana lo justo para ir viviendo malamente".

A Rosa, que ha cantado también con alguna sinfónica y bandas en diversos escenarios, le encantaría llegar a ser algún día conocida por su música. Desde pequeña, que me ponía a grabar cintas de Rocío Dúrcal, supe que quería pertenecer al espectáculo", admite.

Queda sólo una semana para su participación, pero se considera preparada para hacerlo lo mejor posible. Los preparativos la ponen un poco nerviosa, pero sabe que en cuanto se suba al escenario de la plaza de la Basílica esa sensación desaparecerá. "El hecho de actuar ante tanta gente aporta mucha energía al artista y lo único verdaderamente importante es acabar la actuación contento con uno mismo", apuntilla. "El premio está bien porque el dinero siempre es una gran ayuda, pero estaría feliz de que mi canción llegara a todos los espectadores que se encuentren en la plaza ese día", apunta.