Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La unidad antiterrorista investiga el atropello múltiple frente al Parlamento británico leer

La Fed cumplirá este miércoles su promesa de realizar tres subidas de tipos en 2017

Washington, Europa Press
13/dic/17 7:25 AM
eldia.es
Janet Yellen./JIM LO SCALZO (EFE)

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) celebra este miércoles la última reunión del año para abordar la política monetaria estadounidense y en la que todo apunta a que la institución presidida por Janet Yellen encarecerá el precio del dinero por tercer vez en lo que va de 2017, según el consenso de analistas consultados por Europa Press.

De acuerdo al cuadro de previsiones macroeconómicas, la Reserva Federal (Fed) proyectaba que los tipos de interés se situarían entre el 1,25% y el 1,5% a finales de 2017 --en línea con los pronósticos de diciembre de 2016--. De esta forma, tras comenzar el año en un rango del 0,25% y 0,5% y después de realizar dos alzas en marzo y en junio, el instituto emisor debería subir el precio del dinero en un cuarto de punto para hacer realidad sus promesas.

Según explica el analista de XTB Javier Urones, esta vez "sí ha sido un año con una hoja de ruta bien definida" y a la que Janet Yellen "ha hecho honor", ya que cuando comenzó el año la presidenta de la entidad había dejado clara su intención de realizar tres subidas de tipos en total en 2017.

"En el entorno actual de máximos históricos del mercado americano y gracias a la transparencia que la presidenta de la Fed ha ofrecido al mercado de manera constante en cuanto a la evolución de la política monetaria, el mercado se encuentra en una situación muy positiva, con cierta tranquilidad", asegura Urones.

Asimismo, sostiene que Jerome Powell, sucesor de Yellen y que asumirá el mandato de la presidencia de la Fed a partir de 2018, ya ha comentado que "se trataría de una subida de tipos bien vista y deseada por el mercado, debido a que permitirá mantener la estabilidad del crecimiento y evitar así un sobrecalentamiento de la economía norteamericana".

De hecho, según apunta Urones, esta decisión, junto al ajuste del balance anunciado en junio e iniciado en septiembre, debería "ser positiva" para el dólar frente al resto de divisas en general, lo que beneficiaría a todas las compañías que tengan parte de su negocio en el mercado americano debido a que a la hora de repatriar beneficios en dólares el tipo de cambio les resultará más favorable. No obstante, admite que si bien esto sería el resultado lógico, la evolución de las subidas de tipos son las esperadas y marcadas por la Fed desde principio de año, y aún así no se han producido revalorizaciones importantes de la moneda.

De su lado, los expertos de Intermoney aseveran que los inversores asignan una probabilidad del 100% a una subida de tipos el miércoles, también de 25 puntos básicos, hasta situarlos en el rango del 1,25% y 1,5%. En este sentido, en caso de que se produzca la subida, la Fed dejará los tipos oficiales al límite del umbral de la neutralidad, el cual, apuntando a un rango amplio, esta firma de análisis los sitúa entre el 1,5% y el 2%.

Respecto a la reducción de activos del balance, en Intermoney creen que el FOMC deberá decidir si el 'piloto automático' de los ajustes sigue activado. "A priori, todo apunta que así será, lo que recuerdo otro hecho de importancia: en 2018, convivirá un ajuste cada vez mayor del balance de la Fed con el endurecimiento de los tipos, lo cual refleja la necesidad de dar pasos más medidos", indican.

La analista de Allianz Global Investors Ann-Katrin Petersen también apuesta por la tercera subida de tipos de la Fed en la reunión de esta semana, una decisión que "no generará mucho ruido" en los mercados financieros. Además, sostiene que los participantes del mercado se centrarán en las nuevas proyecciones macroeconómicas en busca de "indicios de la trayectoria de subidas de tipos más pronunciadas o más planas de las esperadas para el futuro".

En opinión de Petersen, entre las principales cuestiones que preocupan al mercado se encuentra la posibilidad de que la Fed tome más medidas tarifarias que las que actualmente imponen los mercados de bonos debido a los recortes de impuestos propuestos por el presidente estadounidense Donald Trump y a la desregulación de los mercados financieros.

Según el analista de Julius Baer Markus Allenspach, las variables que apuntan a que no existen presiones salariales no justifican para muchos inversores que la Fed suba los tipos de forma agresiva, al tiempo que descuenta un alza el próximo miércoles y que eleve la previsión de subida de tasas en su cuadro de proyecciones.

El gestor de fondos multiactivos de Fidelity International Nick Peters asegura que el mercado descuenta una probabilidad del 98% de que la Fed suba los tipos, pero cree que la pregunta más interesante es cuántas subidas de tipos se prevén el próximo año. "La probabilidad de que haya tres subidas de tipos al final del próximo año es inferior al 20%, pero la probabilidad de que haya una o dos es del 60%, a pesar de los sorprendentes datos de la economía estadounidense", sostiene.

"La debilidad de la inflación subyacente podría ser una de las razones de este escepticismo, así como los recientes comentarios del nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien señaló que la baja tasa de participación en el mercado laboral deja margen de mejora antes de que el crecimiento salarial se acelere y tire al alza de la inflación", indica Peters.

CAMBIOS EN LA DIRECCIÓN

Yellen dejará la presidencia del banco central el próximo mes de enero y será sustituida por el gobernador Jerome Powell, quien fue propuesto al Senado por el presidente de EEUU Donald Trump. No obstante, no será el único cambio, sino que 2018 traerá grandes cambios a la 'cantera' de la Fed.

Además de la presidenta de la Fed de EEUU, la próxima primavera se conocerá quién sustituirá al presidente de la Fed de Nueva York y, en los próximos meses, se podría asistir también al nombramiento de un vicepresidenta y de alguno de los puestos vacantes entre los gobernadores.

Al mismo tiempo, al comienzo del año, los presidentes de los bancos regionales representados en el Consejo, como es habitual, rotarán entre las diferentes entidades.