Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Cabildo de La Palma activa el Plan Insular de Emergencias por una borrasca leer

El Tenerife despertó tras el descanso

Aveldaño evita la derrota con un cabezazo en el minuto 94 El conjunto blanquiazul estuvo irreconocible en los primeros 45 minutos y fue superado por el Nástic Luego mereció la igualada.
El Día
21/ago/18 6:01 AM
Edición impresa
El Tenerife despertó tras el descanso

U n punto es un punto, dice el tópico, y para el Tenerife vale mucho por el momento en el que lo consiguió (minuto 94) y la mala primera parte a la que tuvo que sobreponerse. El Nástic de Tarragona superó en todo a los blanquiazules en la puesta en escena, se adelantó en el marcador y solo la falta de acierto ante la meta rival le impidió llevarse una ventaja mayor e insalvable al tiempo de descanso. La reacción tinerfeña tuvo mérito. Se hizo acreedor del empate finalmente conseguido y dio sensación de ser mucho más que su rival. Pero quedan dudas. Tiró por la borda 45 minutos y eso se suele pagar caro en Segunda.

Había dicho Joseba Etxeberria que no terminaba de ver a José Naranjo para los 90 minutos y resolvió la duda entre Nano y Malbasic para el ataque, alineándolos a los dos en detrimento del onubense. Pasó a la izquierda el serbio y se desempeñó como nueve el tinerfeño. El resto, lo esperado. Lo que no se esperaba era el arranque. Lejos de lo planificado por el técnico vasco. Los locales parecieron tener una marcha más desde el pitido inicial y desarbolaron a un Tenerife desajustado, con la línea de presión superada y la defensa haciendo aguas. Desprotegidos, los del fondo fueron cometiendo errores como si de una competición se tratara.

El primero fue Aveldaño, que regaló un balón a Uche para examinar por primera vez a Dani Hernández (3'). Dos minutos más tarde vio la amarilla Camille al ser ampliamente superado por Coris. Después de un fallo en la salida de Carlos Ruiz, llegó el córner del gol. Fali se adelantó a un Luis Pérez blando y despistado para elevar al marcador el uno a cero (9'). La salida tinerfeña estaba resultando un auténtico despropósito.

Quiso reaccionar y, a medida que el fuelle tarraconense iba a menos, empezó a encontrar opciones. Los dos disparos de Milla (19') y Bryan Acosta (30'), este último tapado por Fali, demostraban que quedaba partido para cambiar las cosas. Pero hacía falta algo más para lograrlo. Como prueba, dos nuevas apariciones de Uche: un remate al palo (32') y una vaselina después de un fallo de Dani Hernández (33') que salvó la zaga tinerfeña en la línea de gol.

Fue en minutos más próximos al receso cuando de verdad inquietó el cuadro que dirige Etxeberria. A la salida de un córner, Nano cabeceó y Bernabé evitó el empate con la mejor intervención de la noche (44'). Al minuto siguiente lo intentó de lejos Bryan Acosta. Su disparo se marchó fuera, pero cerca del poste izquierdo.

Las malas sensaciones desaparecieron tras el paso por los vestuarios. Malbasic fue el primero en avisar, pero se confió antes de rematar y eligió mal (46'). Nano volvió a toparse con Bernabé, que desvió a córner in extremis (48'). Solo habían pasado tres minutos desde la reanudación y ya merecía las tablas el Tenerife. Vio el momento entonces Etxeberria de incrementar las amenazas sobre el Nástic e introdujo a José Naranjo en el campo por Bryan Acosta. Malbasic pasó a jugar en punta y el onubense, un quebradero de cabeza para su exequipo desde que pisó el césped, partió desde la izquierda.

En su primera gran aparición, la polémica. Abraham le derribó cuando ya se disponía a encarar a Bernabé. Era una ocasión manifiesta de gol, pero Ais Reig solo le mostró la amarilla (62'). Tres minutos más tarde, Naranjo se plantaba solo ante Bernabé. Le faltaron centímetros para superar al meta. Kakabadze hizo por agarrar al blanquiazul, pero Ais Reig se inhibió en la acción.

Los cambios aflojaron el ritmo de llegadas tinerfeñas, pero el partido ya se jugaba en una única dirección. Apretando muy arriba y arriesgando, crecieron las figuras de Alberto y Milla en la recuperación para alimentar a los cuatro ofensivos. Borja Llarena se sumó a falta de veinte minutos. Su entrada aportó frescura en la derecha. De hecho, hasta forzó alguna falta cerca de la frontal.

Pero los minutos iban pasando sin que llegara el empate. La entrada de Chilunda fue el último intento de Etxeberria por apretar al Nástic. En su banquillo, Gordillo ya miraba el reloj. Y no era una locura hacerlo porque el Tenerife no dejó de intentarlo. Cuando la prolongación agonizaba llegó el centro de Camille y el salto de Aveldaño, cerca del gol tantas veces antes, para estrenar su casillero.

Nástic de Tarragona: Bernabé (2), Kakabadze (2), Fali (2), Josua Mejías (1), Abraham (1); Tete (1), Javi Márquez (2), Rocha ()1, Sebas Coris (1); Uche (1) y Manu Barreiro (0). En el minuto 75, Manu del Moral (1) entró por Uche; y en el 91, Luis Suárez (s.c.) por Tete.

CD Tenerife: Dani Hernández, Luis Pérez, Aveldaño, Carlos Ruiz, Camille; Alberto, Luis Milla; Suso, Bryan Acosta, Malbasic; y Nano. En el minuto 56, José Naranjo reemplazó a Bryan Acosta; en el 70, Borja Llarena hizo lo propio con Suso; y en el 84, Chilunda ocupó el lugar de Malbasic.

Árbitro: Saúl Ais Reig (1), del Comité Valenciano, asistido por los también valencianos Saenen Álvarez y Campo Hernández. Amonestó a Camille (24'), Fali (47'), Abraham (62'), Josua (88'), Nano (96') y Javi Márquez (96').

Goles: 1-0, m. 9: Fali, de cabeza, se anticipa a Luis Pérez a la salida de un córner; 1-1, m.90 (+4): Aveldaño cabecea a la red un centro de Camille desde la banda izquierda.

Incidencias: Partido de la primera jornada de la Liga 1 2 3, disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 5.483 espectadores, según cifras oficiales. Unos 50 eran seguidores insulares. Los dos equipos lucieron sus indumentarias habituales. El encuentro fue ofrecido por LaLiga 123 TV, a través de las distintas plataformas (Movistar, Orange, Beinconnect y Sky).