Deportes

Casos pendientes y un mes de mercado

Tras incorporar a Undabarrena, Joao y Naranjo, Alfonso Serrano enfoca la búsqueda a un extremo derecho que cubra la baja de Juan Villar También estudia la conveniencia de aumentar la relación de defensas y espera la cesión de Carlos Abad.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
1/ago/18 6:20 AM
Edición impresa
Casos pendientes y un mes de mercado

Con todo el mes de agosto por delante para terminar de configurar la plantilla, el Tenerife ya tiene avanzada una gran parte del trabajo, pero también debe resolver algunos asuntos pendientes. Lo principal está en reconducir los planes después del agitado viernes pasado, en el que se produjo la inesperada baja de Juan Villar, una "pieza fundamental" del proyecto -según comentó el propio jugador-. También se despidió Juan Carlos Real, aunque su desvinculación no modificó el rumbo.

Aunque la marcha de Juan Villar desbloqueó, por el ingreso de 850.000 euros procedentes del Osasuna, el deseado fichaje de José Naranjo, también generó una vacante en la banda derecha, posición que tanto Alfonso Serrano como Joseba Etxeberria habían dado por cubierta con el citado exblanquiazul y Suso Santana.

Sin el onubense, el secretario técnico del Tenerife se ha visto en la necesidad de activar la búsqueda de un futbolista que compita por ser titular con el capitán.

Pero esa demarcación podría no ser la única que cuente con un refuerzo. Aunque inicialmente no formó parte de las prioridades del club, tal como contaron sus responsables, es probable que Joseba Etxeberria pueda disponer de un defensa más antes del 31 de agosto. En esa línea cabe un nuevo futbolista por una doble circunstancia: Alberto está cada vez más adaptado al centro del campo, de manera que la nómina de centrales queda reducida a Carlos Ruiz, Lucas Aveldaño y Jorge Sáenz; además, solo hay un lateral izquierdo profesional, Samuel Camille, que tiene la competencia del canterano Nahuel -podría quedarse en el primer equipo- y del diestro Raúl Cámara. En definitiva, los técnicos verían bien que se incorporara un zaguero más.

En cuanto a la parcela ofensiva, la polivalencia del colombiano Joao Rodríguez y del andaluz José Naranjo, que pueden actuar en todo el frente de ataque, hace que la llegada de otro delantero no sea imprescindible. Además, Filip Malbasic ha pasado de ser una baja casi segura, por la conveniencia de traspasarlo y ampliar el presupuesto para fichar (ese paso ya se dio con la salida de Juan Villar), a consolidarse en el proyecto. Aunque no está descartada su marcha, siempre que surja una oferta interesante, el futbolista serbio está demostrando en esta pretemporada que va camino de mejorar el rendimiento que ofreció en su campaña de debut, la 2017/2018.

A pesar de que el mercado suele reservar sorpresas, en el Tenerife tampoco esperan otras bajas, exceptuando la del portero Carlos Abad. La intención con el portuense sigue siendo la misma, que juegue a préstamo en otro equipo.

De momento, la relación de altas incluye al recién llegado Naranjo, al mediocentro Iker Undabarrena y al atacante Joao Rodríguez.