Deportes

Villar pidió salir antes de las vacaciones

El futbolista confesó ayer, en una rueda de prensa de despedida, que le comunicó al Tenerife su decisión de cambiar de club al final de la temporada pasada Concepción, Serrano y Etxeberría intentaron que no se marchara, pero no tuvieron éxito.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
28/jul/18 6:12 AM
Edición impresa
Villar pidió salir antes de las vacaciones

La confirmación de la desvinculación de Juan Villar del Tenerife y su marcha al Atlético Osasuna, con el que firmó un contrato de tres años de duración, destapó la sorprendente confesión del jugador de que no quería continuar en el equipo blanquiazul, decisión que tomó al final de la temporada pasada y que trasladó a los dirigentes del representativo a comienzos del mes de junio. Por mucho que intentaron que cambiara de planes, ni Miguel Concepción, ni Alfonso Serrano, ni Joseba Etxeberria lograron convencer a un futbolista que se animó a dar el paso definitivo al recibir, hace unos cinco o seis días, la llamada del Osasuna.

Villar abandonó ayer por la mañana la concentración que está realizando el Tenerife en Marbella y regresó a la Isla para resolver la rescisión de su vínculo laboral con la entidad tinerfeña, con la que estaba comprometido hasta junio de 2021, y ofrecer una rueda de prensa de despedida.

"Hemos llegado a un acuerdo para terminar mi contrato con el Tenerife", comenzó diciendo antes de que le formularan preguntas. "Fue una cosa totalmente personal. Tanto el míster como Alfonso y el presidente intentaron convencerme hasta el último día para que siguiera, pero la temporada pasada fue muy difícil para mí y cuando acabó, le comuniqué a Alfonso que era el momento de no seguir, porque no llegué a dar todo lo que pude haber dado", añadió introduciendo los primeros argumentos que justifican el giro que ha dado a su carrera, el de las lesiones que tuvo en el Tenerife.

Al respecto, fue todavía más claro y centró su exposición en ese problema que tanto frenó su rendimiento. "Si no hubiera tenido lesiones, no me habría planteado salir del club. Habría estado mis tres años de contrato. Pero a raíz de todo lo que viví, me planteé muchas cosas y llegué a la conclusión de que era lo mejor para mí, para el club y para mi familia. No le dimos más vueltas", apuntó pensando en la serie de roturas musculares que marcaron una trayectoria intermitente como blanquiazul.

Juan también agregó el factor de la falta de adaptación, ya que "nunca había vivido en una Isla".

Y entonces apareció el Osasuna para terminar de alejar al futbolista del Tenerife. "No pensé que iba a recibir una oferta como la que me ha llegado, y a partir de ahí le pedí tanto al presidente como a Alfonso que la estudiaran, que era algo que me hacía ilusión y que me hicieran el favor de llegar a un acuerdo con el Osasuna. Nuestras carreras son muy cortas y tenemos que aprovechar las oportunidades. Para mí y para mi familia es una oportunidad muy bonita", declaró.

Volviendo al final de la temporada 17/18, Villar contó que quiso ser sincero con el club en todo momento. "Vine con unas expectativas y no sé si por falta de adaptación o por qué, no pude dar todo lo que me hubiera gustado dar. Cuando acabó la temporada, Alfonso se reunió con todos los jugadores, hablé con él y le dije cuál era mi punto de vista de todo lo que había pasado, y llegué a la conclusión de que lo mejor para las dos partes era que yo terminara. Él no estuvo nunca de acuerdo, porque confiaba mucho en mí y le ha dolido bastante mi salida, pero somos personas, y si no iba a estar a gusto en un sitio, lo mejor era terminar", relató el atacante andaluz, que también mantuvo reuniones con Miguel Concepción. "Cuando hablé con el presidente, intentó mejorar mi contrato, pero mi intención no era esa. No era cuestión de cobrar más o tener más años. Él me aseguró que iba a ser una pieza principal del proyecto, pero le pedí que me entendiera. No tenía claro si me iba a ir bien esta temporada en el Tenerife. Nunca había pasado por lo mismo que el año anterior, fue bastante duro. No sé si me equivoco o acierto, pero me guío por sensaciones y pensé que lo mejor era acabar", insistió Villar.

En el terreno de las hipótesis, aclaró que habría continuado en el Tenerife si no hubiera recibido una propuesta convincente de otro club. "Lo tenía claro. Iba a seguir, pero al surgir un club dándole dinero al Tenerife y a mí un contrato que me hacía ilusión, le pedí al presidente que escuchara al Osasuna y que llegara a un acuerdo".

Tras unos diez minutos en la sala de prensa del Heliodoro, Villar se marchó "con buen sabor de boca" por el "trato de la afición, de la prensa y de los compañeros". Igualmente aprovechó la ocasión para desearle "lo mejor" a su exequipo. "Hay grandes compañeros y amigos, gente que lleva muchos años en el Tenerife y que va conseguir los objetivos. Tienen las cosas claras y espero que vivan un ascenso".

Joseba se dirige a Real

Etxeberria le dedicó un mensaje a Juan Carlos Real en su cuenta de Twitter. "Mucha suerte Juan Carlos en tu nueva aventura. Agradecido a tu comportamiento y tu profesionalidad", escribió. También se dirigió a Naranjo. "Gran fichaje, nos ponemos manos a la obra para sacar el máximo rendimiento".

Nadjib, al Badalona

El Badalona, equipo que competirá la próxima temporada en el Grupo III de la Segunda División B, publicó ayer que llegó a un acuerdo con el Tenerife para el pase del extremo Nadjib, en calidad de cedido. El canterano también salió a préstamo el curso pasado, al Murcia, del que regresó en enero para seguir jugando en el Tenerife B.

Movimientos en Segunda

El Albacete, club que tiene como director deportivo al tinerfeño Mauro Pérez, se hizo ayer con los servicios del lateral Antonio Caro, tras cerrar una etapa en el Córdoba. Además, el Elche acordó la cesión de un guardameta del filial del Athletic, Unai Simón. Por su parte, el Deportivo confirmó la incorporación del lateral derecho grancanario David Simón, que unos días antes se había desligado de la UD Las Palmas.