Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La costa de Tacoronte recupera la normalidad y las familias regresan a sus viviendas leer

El teguestero Simón Siverio se quedó cerca de atrapar la presea

El saltador de altura realizó su mejor marca del año, 2,20 metros, mas faltó la guinda, 2,26, que le hubiera dado la mínima para el próximo Europeo.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
30/jun/18 6:31 AM
Edición impresa

Simón Siverio va a más y ayer se quedó cerca de sumar una nueva medalla para la delegación española en los XVIII Juegos Mediterráneos que se están celebrando en Tarragona. El tinerfeño terminó quinto, con una marca de 2,20 metros -la mejor del año para sus intereses-, en un concurso de salto de altura que dominó el sirio Majd Ghazal, con 2,28 metros.

El atleta del Tenerife CajaCanarias superó sin problemas, en la primera tentativa, las alturas de 2,05 y 2,10 metros. Gastó un impulso para acabar salvando, en el segundo, los 2,15 metros. En 2,20 tuvo que agotar sus balas -lo logró en el tercero-. Luego se la jugó: apostó por los 2,26 metros -su mejor marca de siempre-, que le hubieran dado la medalla de plata y la mínima para el Campeonato de Europa, a disputarse en Berlín entre el 7 y el 12 de agosto.

Con su misma marca -sin ningún nulo-, cuarto, terminó el chipriota Vasilios Constantinou. Mientras, el griego Konstantinos Baniotis y el italiano Marco Fassinotti se colgaron la plata y el bronce, respectivamente, ambos con 2,23 metros cosechados.

El tinerfeño se mostró conforme, en declaraciones a EL DÍA, con su actuación en tierras catalanas. "El objetivo era saltar 2,20 y mejorar la marca de la temporada, que es lo que hice. Luego vi que tenía que jugármela para intentar conseguir la medalla. Estuve cerca. No me vi lejos".

Todo, a pesar de que "desde febrero" padece "una molestia en la rodilla" que no le permite "practicar técnica en los entrenamientos. Me estoy encontrando. No se me termina de ir el dolor, pero me permite competir un poco mejor que hace un mes".

De momento, se le ha realizado una ecografía para saber que muscularmente anda bien, aunque algunas opiniones consultadas le han advertido de que puede tener dañado el menisco. Si es así, Siverio no quiere saberlo ante la importancia de las citas que tiene ante sí. "No quiero perderme esta fase". De este modo, la resonancia deberá esperar.

"Espero que el dolor vaya remitiendo en un par de semanas más". Y es que el día 10 de julio le espera otro encuentro internacional con la selección. Ahí ya quiere conseguir la mínima para su gran reto: el próximo Europeo.