Deportes
LO ÚLTIMO:
El TS fija que todo contacto corporal de tipo sexual es abuso y no coacciones leer

El Granadilla Egatesa venció con casta

La primera parte volvió a ser de infortunio para las blanquiazules, que toparon tres veces con los palos La entrada de Ange Koko supuso una revolución que posibilitó la remontada en cuatro minutos María José Pérez volvió a marcarle al Rayo.
David Martín, San Isidro
15/ene/18 6:17 AM
Edición impresa
El Granadilla Egatesa venció con casta

La presencia, tras las dudas, de Pisco y Estella fueron las notas dominantes en los prolegómenos del partido. El encuentro comenzó muy bien para las de Toni Ayala. Eva Llamas, cuando apenas se había cumplido el primer minuto de juego, dispuso de un disparo que acabó estrellándose en la madera. El esférico era dominado por las locales y Pisco, con un libre directo, pudo marcar, sin embargo el balón marchó por poco. En el minuto 15, María José, con un centro chut, hizo temblar el larguero. En la siguiente ocasión saltó la sorpresa, Natalia Pablos, con una buena internada por la izquierda acabó superando a Pili; la definición de calidad acabó entrando en la portería, pese al intento de Simpson de evitar el tanto. El Granadilla no decayó, pese al varapalo del gol rayista, y Patri Gavira volvió a probar el sinsabor del poste. No tenían suerte las granadilleras. El infortunio trajo consigo un declive que a punto estuvo de significar el 0-2. En la segunda parte el Rayo Vallecano dispuso de una tímida ocasión en los primeros minutos; Pili resolvió bien. Como sucedió ante la Real Sociedad, Koko salió para revolucionar; el guión cambió. María José y Crosson, respectivamente, desaprovecharon sus servicios. La costamarfileña denotaba hambre de hacerlo bien para recuperar la cuota de participación perdida. Acto seguido resultó ser derribada dentro del área, el penalti señalado por Ainara Acevedo fue errado por Paloma. Poco después, concretamente, en el minuto 80, Gavira, de testarazo inexpugnable hizo el empate. La máxima exponente en el apartado goleador granadillero, María José, aprovechó, ahora sí, un pase de Koko para batir en el quemarropa a una destacada Alicia. El fútbol había hecho justicia. Esto fue refrendado con el 3-1 de Koko. Seis minutos dieron la recompensa que no habían dado 80 para las de Toni Ayala.

Ayala: "Koko cambió el signo del partido"

El técnico del Egatesa comenzó por enaltecer la participación destacada de la jugadora Ange Koko. "Cuando ella está bien, es la jugadora más desequilibrante de Primera División; hoy ha cambiado el signo del partido". A raíz de esas palabras habló de su equipo como un "colectivo que hizo una labor espectacular en conjunto", indicó. El grancanario también habló del inminente infortunio, sobre todo en la primera parte. "El fútbol y la justicia en él han sido dañino con nosotras; hicimos tres palos y ellas llegaron y materializaron la primera". El entrenador terminó diciendo que tras el gol de Gavira "el equipo fue un volcán", apostilló

Patri Gavira: "Si sufrimos menos, mejor"

La defensa ya había avisado en uno de sus anteriores remates, finalmente acabó marcando. "Si sufrimos menos, mejor. Tenía ganas de marcar, pero sobre todo de hacerlo para que el equipo ganara. Disfrutamos mucho con la afición", dijo.

Ange Koko: "Me siento muy bien por el equipo"

Koko fue clara: "Me siento muy bien por el equipo. Que juegue o no, lo decide Ayala".

3-1

granadilla egatesa Rayo Vallecano

UD Granadilla Egatesa: Pili, Estella, Simpson, Patri Gavira, Pisco, Eva Llamas, Sara Tui, Silvia Doblado (Koko, 56'), Crosson (Paloma Lázaro, 63'), María José (Paola, 89') y Martín-Prieto (Ana González, 63'). Espanyol: Alicia, Gabi, Pilar (Vicky, 88'), Sheila (Tita, 84'), Laurita, Estela, Auñón, Jeni, Ángeles, Andújar Y NatalIa Pablos. Árbitro: Ainara Andrea Acevedo Dudley, asistida en las bandas por Matilde Esteves y Coral Couso. Amonestó a la local Ana González; y por las visitantes a Natalia Pablos y Jeni. Goles: 0-1, m. 16: Natalia Pablos. 1-1, m. 80: Patri Gavira. 2-1, m. 84: MarÍa José. 3-1, m. 86: Koko. Incidencias: Campo municipal de La Palmera. Unos 300 espectadores. Desireé Santos, exjugadora blanquiazul, realizó el saque de honor.