Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair cancela 190 vuelos este viernes por la huelga europea de tripulantes de cabina leer

"Canarias ha sido el germen de muchos intérpretes de una calidad exquisita"

La coreografía "La desnudez", del bailarín y coreógrafo tinerfeño Daniel Abreu, es una de las favoritas en los XXI Premios Max de las Artes Escénicas, que se fallarán el 18 de junio en Sevilla.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
6/may/18 6:40 AM
Edición impresa
"Canarias ha sido el germen de muchos intérpretes de una calidad exquisita"

El espectáculo "La desnudez" del bailarín y coreógrafo tinerfeño Daniel Abreu (La Matanza, 1976), que interpreta junto a la grancanaria Dácil González, ha sido elegido como uno de los favoritos en los XXI Premios Max de las Artes Escénicas en tres categorías, mejor espectáculo de danza, mejor coreógrafo y mejor bailarín.

Esta coreografía, que ha sido seleccionada entre los casi cuatrocientos montajes presentados al certamen que se fallará el próximo 18 de junio en Sevilla, es una coproducción de la Compañía Daniel Abreu con DanzaTac, Festival de Danza y CineDanza de Tacoronte y Teatros del Canal, con la colaboración de Auditorio de Tenerife, Centro de Danza Canal y Teatro Victoria.

"La desnudez", de la que se exhibió un fragmento en la última edición de DanzaTac de Tacoronte, es un espectáculo que acerca, por primera vez, al Premio Nacional de Danza tinerfeño a los Premios Max, "porque me animó mi mánager y no me lo esperaba", confesó.

Esta propuesta escénica, muy satisfactoria para su autor, "me parece muy especial, porque sigo utilizando esa narración poética que me gusta mucho, porque sugiere más que dicta, pero tiene algo de literalidad en el sentido de que es una historia que habla de una pareja que intenta hablar del amor. Es como hablar más del mito de la pareja, que una pareja se sostenga mucha más allá de lo que hacemos o dejamos de hacer".

En este sentido, añadió que esta producción, con unos setenta minutos de duración, una procesión de imágenes encadenadas de una manera frenética, "trata de sugerir un paseo entre el amor y la muerte. Es una pareja que aparentemente se quiere mal, pero eso es la que la sostiene. Se hacen trastadas, pero es su manera de estar en el mundo. Es una pareja que está mal a los ojos de los demás, pero que acaba demostrándose amor".

También reconoció que "La desnudez", único espectáculo en el que no aparece un desnudo, ha sido interpretada por muchos espectadores al revés. "Una vez acabada la obra le dan la vuelta, como si hubiera ideado la obra en flashback. Hay mucha simbología respecto a la vida y la muerte, tan directa en algunos momentos que produce escalofríos y en otros risa, y mucha belleza", sintetizó Abreu, que destacó el papel de Dácil González y del encargado de la música en directo, Hugo Portas, casi el tercer "miembro" de la pareja protagonista.

Este año es frenético para el bailarín canario, muy contento con la nominación a los Max. Ahora está centrado en el estreno como coreógrafo de la obra "Real Love", que la compañía polaca Zawirowania escenificará el próximo 23 de mayo en Varsovia.

Después tiene prevista una gira por Europa, además de Miami, México, Brasil, Ecuador, y República Dominicana, entre otros países, a donde viajará con sus montajes "Cabeza", "La desnudez" y "Perro".

El trajín profesional que vive este prestigioso matancero no le impide acariciar un proyecto sobre el que ha volcado todo su cariño, la constitución de una nueva compañía residente de danza en el Auditorio de Tenerife, que dirigirá si sigue su camino.

"Estoy muy ilusionado. A finales de mayo, cuando vuelva de Varsovia, haremos audiciones en Madrid y en Tenerife para buscar bailarines para la nueva compañía del Cabildo bajo el paraguas de Tenerife Danza".

Está previsto que Abreu se encargue de la dirección artística de esta compañía, a la que tiene previsto invitar a distintos coreógrafos internacionales.

"Canarias ha sido el germen de muchos intérpretes de una calidad exquisita. Algunos tienen la suerte de seguir trabajando por el mundo y otros se están perdiendo en el camino por esa falta de estructuras que los sostengan. Para mí es un buen momento ser director artístico de este proyecto que pretende dar a Canarias y a sus bailarines un lugar en el mundo desde la danza porque siempre lo ha tenido".

Él defiende una realidad muy clara. Canarias tiene tres Premios Nacionales de Danza, Daniel Abreu, Mónica Valenciano y la bailarina grancanaria de adopción Zenaida Yanovsky. Y otros destacados intérpretes como Roberto Torres, Laura Marrero, Natalia Medina, Martín Padrón, Carmelo Fernández, Paula Quintana, Daniel Morales o Paloma Hurtado, entre otros muchos.